Ecologistas en Acción reclama "desmontar" restos del vertedero Zaldibar

VERTEDERO DESPRENDIMIENTO

Ecologistas en Acción reclama “desmontar” los restos del vertedero Zaldívar

Ecologistas en Acción reclama Imagen de las labores de rescate de los trabajadores sepultados. EFE/Miguel Toña

La asociación ambiental Ecologistas en Acción ha instado este miércoles a "desmontar" los restos del actual vertedero de Zaldívar (Vizcaya), para "garantizar la salud de la población y de los ecosistemas" circundantes y ha resaltado que éste es un ejemplo de "cómo no deben gestionarse los residuos".

Los ecologistas aseguran en un comunicado que “el vertido incontrolado de residuos industriales colmató el vertedero de vida útil de 35 años en solo 10 años”, mientras que el vertido de residuos de la construcción con amianto “no cumplió la normativa estatal” que especifica deben ser depositados en una celda especial.

Zaldívar es el principal vertedero de residuos industriales del País Vasco y está situado en la ladera de una montaña con pendientes de 45 grados, lo que la asociación califica como “una auténtica locura”, ya que para sujetar los residuos fue necesario construir un dique de 230 metros de longitud y 100 metros de altura.

Ecologistas en Acción cree que la autorización para esta construcción, otorgada en 2007, “no se debía haber concedido por la autoridad ambiental”. 

El vertedero tenía una capacidad de 2,74 millones de metros cúbicos y una vida útil de 35 años, lo que supone “un vertido de unas 118.000 toneladas anuales”, pero lo cierto es que acumulaba “entre tres y cuatro veces el vertido autorizado anualmente”.

De hecho, en sólo nueve años desde su puesta en marcha “ya había ocupado más de la mitad del volumen total del vertedero”, concluyen los ecologistas en el comunicado.

Además, entre otros tipos de desperdicios, estaba permitido el vertido de los de la construcción con amianto, “que son enormemente peligrosos”, por lo que legalmente tenían que “depositarse en una celda especial y estanca, que no contenga otro tipo de residuos, que se cubra diariamente y que no produzcan dispersiones de las fibras de amianto”.

Cuando se produjo el derrumbe, “no se sabía dónde se había depositado el amianto”, por lo que se interrumpieron las labores de búsqueda de los dos trabajadores desaparecidos y posteriormente se conoció que “el amianto no estaba recluido en una celda especial”, sino que estaba mezclado con otro tipo de residuos.

Los ecologistas advierten de que el desastre ambiental en la zona pone en riesgo la salud de las poblaciones próximas -Ermua, Zaldíbar y Eibar- así como la de sus ecosistemas, por lo que exigen medidas inmediatas aun provisionales como cubrir toda la superficie con una lámina impermeable para evitar la entrada del agua de lluvia y la generación de lixiviados. 

También reclaman controles ambientales “severos” de la calidad del aire, de las aguas superficiales y de las subterráneas, así como su vaciado y la planificación de una restauración ambiental de la vaguada y del entorno.

Los costes de todas estas operaciones, en su opinión, deberían ser sufragados por la empresa titular del vertedero, Verter Recycling 2000, o bien ser ejecutados subsidiariamente por el ejecutivo autonómico, pero giradas al titular de la instalación. EFEverde

 

Te puede interesar:

Detenidos los incendios en el vertedero de Zaldibar (País Vasco)

 




Secciones:                    
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com