EMERGENCIA CLIMÁTICA

Los ecologistas presentan en el Tribunal Supremo una demanda climática contra el Gobierno

zona petroqiímica de Tarragona. archivo. Foto de archivo de una planta petroquímica en Tarragona.. EFE/Jaume Sellart

Organizaciones ecologistas han registrado ante el Tribunal Supremo una demanda contra el Gobierno por inacción ante el cambio climático, un paso decisivo en el proceso judicial ya emprendido por dichas organizaciones el pasado mes de septiembre.

Ecologistas en Acción, Greenpeace y Oxfam Intermón interpusieron el pasado 15 de septiembre un recurso contencioso-administrativo por “inactividad climática”, admitido a trámite por el Supremo contra el Gobierno, y que hoy continúa con la presentación de la demanda.

En una nota, las organizaciones demandantes señalan que dicha demanda se sostiene en la constatación de que los sucesivos Gobiernos han incumplido sus compromisos internacionales en la lucha climática, por lo que solicitan al Supremo que obligue al Ejecutivo a aprobar formalmente un Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

A su juicio, dicho plan debe incluir una reducción de emisiones de, al menos, el 55 por ciento hasta 2030 respecto a 1990, señalan las organizaciones para apuntar, que, en la actualidad, mientras la Unión Europea (UE) ha elevado el objetivo de reducción de emisiones netas al 55% para 2030, el Gobierno de España propone solo un 23 %.

‘Falta de ambición climática’

La “falta de ambición climática del Gobierno” se ha hecho más evidente estos días, tras el acuerdo europeo de incrementar sus objetivos, que, aún siendo insuficientes, están por encima de los españoles, ha señalado Lorena Ruiz-Huerta, abogada demandante de las tres organizaciones.

Para Ruiz-Huerta, no se trata de meros números, sino de las “consecuencias devastadoras que éstos pueden tener para la vida y la salud de las generaciones futuras”.

Entre los datos y argumentos esgrimidos en la demanda, destaca que el Gobierno prevé que en 2030 España seguirá teniendo una dependencia de los combustibles fósiles de más del 64 % en el consumo energético, lo que propiciará una grave contaminación del aire y alrededor de 30.000 muertes prematuras en España cada año.

Más esfuerzo del Gobierno

España es uno de los “países más vulnerables de Europa al cambio climático” y también es el que más ha aumentado sus emisiones entre 1990 y 2017, según las organizaciones, para quien el Gobierno está obligado a incrementar su esfuerzo de reducción de las emisiones.

“Si consumimos hoy el escaso presupuesto de carbono que nos queda, las generaciones futuras sólo heredarán una enorme factura de impactos ecológicos y económicos, y no podrán llevar a cabo una transición ecológica justa, que a fecha de hoy sigue estando muy lejana”, ha finalizado Ruiz-Huerta. EFEverde




Secciones:                        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com