TRANSPORTE SOSTENIBLE

Ecologistas quieren que los distintivos ambientales de la DGT incluyan el CO2

Varios vehículos se dirigen a la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de Barcelona. EFE/Quique García

Ecodes, Ecologistas en Acción, Greenpeace y Transport & Environment han presentado este miércoles una propuesta para mejorar el sistema de etiquetas de la DGT que incluye incorporar las emisiones CO2, reservar la CERO para los vehículos sin emisiones y eliminar el “confuso” distintivo ECO.

Un tercio de las emisiones del sector transporte corresponden a la movilidad urbana”, lo que demuestra el papel “fundamental” que desempeñan las ciudades en la lucha contra el cambio climático, ha explicado el portavoz de Transport & Enviroment, Carlos Bravo, durante la presentación virtual de esta propuesta conjunta de modificación en el etiquetado ambiental de los vehículos.

Bravo recuerda que “en España hay 149 poblaciones con más de 50.000 habitantes que representan el 53 % de la población” y que, una vez aprobada la nueva Ley de Cambio Climático, tendrán que establecer zonas de bajas emisiones (ZBE).

Emisiones de CO2

En todas estas ciudades será preciso endurecer la lista de “criterios de acceso a estas zonas en términos de CO2”, pero esta variable no está recogida en el actual sistema de etiquetas ambientales.

En la misma línea, el presidente de Ecodes, José Ángel Rupérez, ha destacado que “las emisiones vinculadas a la movilidad urbana son la principal fuente de contaminación en las ciudades”, por lo que los distintivos de la Dirección General de Tráfico “deberían discriminar a los vehículos según su potencial contaminador” y modificar además los colores reservando el verde exclusivamente para la categoría CERO.

Un sistema de distintivos ambientales bien estructurado, sería una herramienta eficaz contra el cambio climático”, ha señalado Rupérez, ya que “aceleraría la descarbonización y permitiría disfrutar de un aire más limpio en las ciudades”.

Un sistema de etiquetado “confuso”

La coordinadora de transportes de Ecologistas en Acción, Nuria Blázquez, ha añadido que el actual diseño de estas etiquetas es “confuso” de manera que “algunos vehículos muy contaminantes pueden obtener una clasificación C o incluso ECO“.

En este último caso, la ECO “acoge vehículos que no son nada ecológicos, como los híbridos enchufables o de gas, que emplean combustibles fósiles y no sirven para descarbonizar“, ha insistido.

En el caso de los híbridos, se trata de “vehículos de transición y no son una buena alternativa” porque circulan “en modo de combustión la mayor parte del tiempo” y de hecho “la mayoría de modelos de gasolina emiten menos que algunos híbridos enchufables“, lo que resulta “contraproducente” para lograr la efectividad de las ZBE, ya que “el principal objetivo de la implantación de estas zonas es la reducción de emisiones de CO2”.

El responsable de la campaña de movilidad de Greenpeace, Adrián Fernández, ha hecho hincapié igualmente en la modificación o eliminación de la categoría ECO, que “ahora es un contenedor de tecnologías poco ecológicas“, reforzando la crítica al hecho de que ampare a híbridos, “incluso los de mayor peso y cilindrada, muchos de los cuales resultan menos eficientes que sus equivalente con motor de combustión interna“.

La propuesta de las organizaciones ecologistas ya ha sido presentada ante el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, el Ministerio de Transporte y la DGT, pero no cuenta con el apoyo de Tráfico, que ha rechazado incluir el CO2 como medida de evaluación en sus distintivos. EFEverde



Secciones:                
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com