NUCLEARES GAROÑA

Ecologistas pide que la investidura sirva para promover el cierre de Garoña

  • Para Ecologistas en Acción, Garoña está ya amortizada y es perfectamente prescindible para el suministro eléctrico, por lo que su cierre definitivo no supondría problema alguno para los contribuyentes ni para el sistema eléctrico.

Ecologistas pide que la investidura sirva para promover el cierre de Garoña Una concentración de cologistas en Acción contra Garoña. Foto de archivo Santi Otero

Ecologistas en Acción ha planteado que los partidos deberían expresar en la sesión de investidura que acoge desde hoy el Congreso de los Diputados su posicionamiento a favor del "cierre definitivo" de la central nuclear de Garoña para que el PP se rinda "a la evidencia" de que su reapertura es "peligrosa".

El portavoz de Ecologistas en Acción para temas nucleares, Francisco Castejón, ha recordado que mañana se cumple el 45 aniversario desde que esta instalación nuclear se conectó por primera vez a la red eléctrica, en 1971, y que como consecuencia de esta antigüedad “lo más sensato” es proceder al cierre definitivo de esta central, que es la más antigua de Europa.

El grupo ecologista ha asegurado que la continuidad de Garoña, actualmente pendiente de una solicitud para prorrogar su actividad hasta 2031, aunque está desenganchada de la red eléctrica y parada desde diciembre de 2012, pone en peligro las comunidades de Castilla y León, Euskadi, La Rioja, Navarra, Aragón y Cataluña, “bien a través del viento o bien a través del río Ebro como vectores de la radiactividad”, ha precisado Castejón.

La central de Garoña, ya amortizada

Para Ecologistas en Acción, Garoña está ya amortizada y es perfectamente prescindible para el suministro eléctrico, por lo que su cierre definitivo no supondría problema alguno para los contribuyentes ni para el sistema eléctrico.

La central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) tiene 460 MW de potencia eléctrica y es un reactor de agua en ebullición idéntico al número 1 de Fuskushima-Diichi, que resultó dañado el 11 de marzo de 2011 tras el maremoto registrado frente a las costas de Japón.

Según los informes del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), a los que hace referencia Ecologistas en Acción, Garoña presenta 78 elementos de seguridad severamente degradados y 135 componentes con un estado de degradación medio o bajo.

Cierre de Garoña

Según el CSN, es necesario cambiar kilómetros de cableado de la instalación nuclear para garantizar el control del reactor; mejorar el sistema de protección contra incendios; modificar el venteo de la contención, para evitar posibles explosiones; y aplicar las reformas procedentes de las pruebas de estrés realizadas tras el accidente de Fuskushima.

Además, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha ordenado a Garoña la construcción de una torre de enfriamiento para evitar que la central siga sobrecalentando el río Ebro.

Todas estas reformas supondrían un gasto de unos 150 millones de euros y no descartarían que en poco tiempo aparecieran nuevos problemas que obligaran a paralizar la central o, incluso, que produjeran algún accidente.

Por esta razón, Castejón se ha mostrado convencido de que más que el interés en reabrir la planta en estas condiciones, el objetivo de la empresa propietaria, Nuclenor, que forman las eléctricas Iberdrola y Endesa, es que el alargamiento de la “vida útil” de Garoña sea un precedente para el resto del parque nuclear español.EFE




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies