UE PESCA

Ecologistas califican de “insuficientes” medidas contra capturas accidentales

Un delfín. Archivo EFE/ Jeroen Hoekendijk.

Varias organizaciones ecologistas consideran “insuficiente” la orden ministerial aprobada este viernes para evitar las capturas accidentales de cetáceos por parte de las flotas del Cantábrico noroeste y en el Golfo de Vizcaya, y piden medidas con un enfoque “más profundo” y “a medio y largo plazo”.

Con esta orden, el Gobierno reacciona a la apertura del procedimiento de la Comisión Europea (CE) contra España por no aplicar las actuaciones necesarias para evitar la captura accesoria de ciertas especies de delfines y marsopas por los buques pesqueros.

El consultor ambiental y miembro de la organización de protección de la vida salvaje OceanCare, Carlos Bravo, ha calificado las medidas aprobadas como “cosméticas” ya que “no solucionan el problema que ocasionan las artes de pesca no selectivas como el arrastre en superficie y de fondo” que tienen “un gran impacto medioambiental”.

 “Desde la perspectiva de conservación de la fauna no hay justificación para este arte de pesca” ni para “la intensidad de su actividad”, ha sostenido.

En cuanto a los disuasores acústicos que deberán instalar en sus redes los barcos de arrastre de fondo en el Cantábrico noroeste y los que faenen en aguas del Golfo de Vizcaya, Bravo ha afirmado que “solo se ha comprobado que tienen cierto éxito en algunos animales como en las marsopas”.

Para otras especies como los delfines estos dispositivos suponen “un malestar”, pero también un indicador de que en esa zona hay peces, lo que hace que “se acerquen” y que el problema “se pueda incrementar”.

De este modo, se seguirá produciendo “la muerte innecesaria de cetáceos atrapados en redes de pesca” que, además, “están protegidos por la legislación europea”, ha explicado.

Conservación de la fauna

La portavoz de Ecologistas en Acción, Ana Aldarias, también ha mostrado su malestar por “esta orden insuficiente” que “ha cambiado su enfoque inicial” que era “la conservación y protección” por “las capturas accidentales”.

El proyecto piloto de incluir observadores en los pesqueros para recoger datos sobre las capturas accidentales es “un paso”, pero “llega tarde” porque esta medida no había entrado en vigor “el 1 de diciembre, cuando se inició el periodo en el que se producen más capturas accidentales”.

Asimismo, las reglas de movimiento de cinco millas para que los buques de arrastre de fondo se desplacen si durante un lance de pesca tienen varias capturas indeseadas “no se basan en ningún dato o en algún caso experimental que asegure que en esa distancia no habrá un grupo de cetáceos”, ha incidido.

Por ello, tanto Bravo como Aldarias han reclamado “medidas a medio y largo plazo” como “los cierres temporales de pesquerías” que afectan “al arte de pesca más invasiva” y que supondría una solución “al daño que se está causando”. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com