MEDIO AMBIENTE

Ecologistas denuncia al ecoparque de Toledo por daños al águila perdicera

Ecologistas denuncia al ecoparque de Toledo por daños al águila perdicera Ejemplares de águila perdicera en el Centro de Cría de Sevilla. EFE/José Luis Alcaide/ARCHIVO

La organización Ecologistas en Acción de Toledo ha denunciado ante el Gobierno regional al Consorcio de Servicios Medioambientales, de la Diputación de Toledo, por los daños que el ecoparque de Toledo está produciendo al águila perdicera, un ave en peligro de extinción.

El colectivo ha explicado que en la denuncia contra el Consorcio de la Diputación remitida a la Viceconsejería de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha han pedido una indemnización de 480.000 euros por daños al águila perdicera y el cese del ecoparque, que abrió en 2012 en el paraje toledano conocido como Dehesa Aceituno.

En este ecoparque el Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales gestiona, a través de Gesmat, los residuos sólidos urbanos de Toledo.

Sujeta a una declaración de impacto ambiental

La instalación, ha explicado Ecologistas en un comunicado, está sujeta a una declaración de impacto ambiental y a una autorización ambiental integrada que establecieron una serie de medidas protectoras, correctoras y compensatorias destinadas a prevenir y compensar los impactos a las especies en peligro de extinción, muy en particular el águila perdicera que cuenta con un territorio de nidificación y zona crítica en las inmediaciones.

Según la organización, la pareja de águila de perdicera ha dejado de criar y ha desaparecido de la zona desde que se instaló el ecoparque, no se la ha visto al menos desde 2015 y tampoco se ha observado que se haya instalado una nueva pareja en la provincia.

“A nuestro juicio, la intensa transformación del hábitat habida en la zona, y de la que el ecoparque es exponente primero y principal, así como las innumerables molestias y ruidos que genera la instalación serían la razón de la pérdida de una de las últimas parejas de águila perdicera de Toledo”, ha argumentado Ecologistas, quien ha subrayado que la población de la especie apenas llega a la media docena de parejas en la provincia.

Lo que Ecologistas en Acción demanda a la Viceconsejería es que evalúe, previo informe de los servicios técnicos de la Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales, si se han llevado a cabo las medidas protectoras y compensatorias impuestas en la declaración ambiental y si no ha sido así que se impongan las sanciones pertinentes.

Reparación de daños

También pide que se incoe un expediente de responsabilidad ambiental al titular de la instalación y que éste repare los daños producidos y los indemnice debidamente.

Partiendo de que la valoración de cada águila perdicera perdida es de 60.000 euros, según el decreto de 2008 que establece la valoración de las especies de fauna silvestre amenazada de Castilla-La Mancha, y contando la desaparición de la pareja y de las nidadas que no hay desde 2015, sería un total de 480.000 euros en daños a la especie.

Asimismo, pide que se revise la declaración de impacto ambiental y la autorización ambiental y que se decrete el cese de la actividad hasta la recuperación de los impactos críticos que sobre el águila perdicera está produciendo el ecoparque.

Ecologistas en Acción ha solicitado ser considerados como parte personada en los expedientes que se incoen al amparo de su denuncia. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies