Ecologistas argentinos protestan en la frontera uruguaya contra una papelera

Ecologistas argentinos protestan en la frontera uruguaya contra una papelera

Ecologistas y vecinos de la ciudad argentina de Gualeguaychú regresaron hoy a la frontera con Uruguay para protestar, por vía fluvial y terrestre, contra el aumento de la producción en la planta de celulosa que la finlandesa UPM (antigua Botnia) tiene en la localidad uruguaya de Fray Bentos.

La protesta llegó tres días después de que el Gobierno de José Mujica renovara la autorización ambiental para la papelera, cuya construcción y funcionamiento generó el peor conflicto en décadas entre Argentina y Uruguay, según informó la prensa uruguaya.

Ambas caravanas partieron a las 15.00 hora local (17.00 GMT) rumbo a la frontera, que estuvo fuertemente custodiada por unos 150 efectivos de la Armada y de la Prefectura Nacional naval de Uruguay, además de un buque guardacosta y un helicóptero de la Aviación Naval.

Unos 20 barcos hicieron una protesta náutica en el limítrofe río Uruguay frente a la terminal portuaria de UPM, ubicada en la periferia de Fray Bentos, a unos 300 kilómetros al noroeste de Montevideo.

Mientras, otros 20 vehículos atravesaron el puente General San Martín y llegaron hasta el puesto fronterizo con Uruguay pero no se les permitió el ingreso, “para garantizar el orden y prevenir posibles incidentes”, explicó a Efe el portavoz de la Armada uruguaya, capitán Gastón Juansolo.

Vista general de la planta papelera de la finlandesa UPM hoy, domingo 6 de octubre de 2013, desde el puente internacional San Martín que separa a la ciudad argentina de Gualeguaychú con Fray Bentos en Uruguay.

Vista general de la papelera de la finlandesa UPM, desde el puente internacional San Martín que separa a la ciudad argentina de Gualeguaychú con Fray Bentos en Uruguay. EFE/Enrique García Medina

Los manifestantes, tanto los que llegaron hasta frente a la planta de celulosa en barcos como los que se trasladaron por carretera y fueron detenidos en la aduana a unos 5 kilómetros de UPM, “mostraron carteles, banderas e hicieron sonar sus bocinas en rechazo a la planta”, agregó Juansolo.

“Afortunadamente no se registraron incidentes, ni en el río ni en la ruta”, y los manifestantes “se retiraron pacíficamente” hacia Argentina una vez concluida la protesta, destacó el marino.

Los ambientalistas de Gualeguaychú ya intentaron marchar hacia Uruguay el pasado 6 de octubre, pero una vez más, el dispositivo de seguridad desplegado por las autoridades de ese país, que solo permitía el paso de sus representantes políticos, frenó su manifestación.

Esta decisión frustró la prevista reunión entre los alcaldes de Gualeguaychú, Juan José Bahillo, y Fray Bentos, Omar Lafluf, para dialogar sobre el conflicto.

El pasado 2 de octubre, Mujica anunció la autorización para el incremento de producción de la planta de celulosa en 100.000 toneladas y hasta 1,2 millones de toneladas al año, bajo la condición de implementar nuevas medidas de protección medioambiental.

La decisión motivó gran malestar en el Gobierno de Cristina Fernández, que ha amenazado con recurrir a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

 

Desde 2005

La instalación de la planta de Botnia (hoy UPM) en 2005 fue motivo del peor conflicto bilateral en décadas entre ambos países por el bloqueo que los vecinos de Gualeguaychú mantuvieron durante varios años en el puente fronterizo.

Por este conflicto, Argentina recurrió en 2006 al tribunal de La Haya, que en 2010 determinó que la planta no contaminaba pero que Uruguay no había informado debidamente a su vecino sobre los detalles de la construcción.

El fallo ordenó, además, crear una comisión conjunta para vigilar y controlar la contaminación en el entorno de UPM.

Vertido de fósforo

A pesar de la oposición de las autoridades argentinas, el Gobierno uruguayo otorgó hace un mes la autorización de ampliar la producción pero exigió que UPM rebaje el contenido de fósforo en las aguas que se vierten al limítrofe río Uruguay y que se enfríe a menos de 30 grados la temperatura de las mismas.

La fábrica está ubicada en la periferia de la ciudad uruguaya de Fray Bentos, a unos 300 kilómetros al noroeste de Montevideo, y frente a las costas de la ciudad argentina de Gualeguaychú.

Además de la marcha de hoy, los ambientalistas argentinos evaluarán el próximo miércoles la posibilidad de tomar medidas para frenar el paso de los camiones que transportan los materiales para la papelera. EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies