UE MERCOSUR

Ecologistas ven en el acuerdo UE-Mercosur una barrera para los objetivos climáticos

agua-egipto-cultivo de arroz Unos agricultores trabajando en el campo. EFE/ Khaled Elfiqi

La organización ecologista Amigos de la Tierra ha afirmado que el acuerdo entre la UE y el Mercosur supondría “un obstáculo para el cumplimiento de los objetivos climáticos” europeos porque, según dicen, aumentaría en 11,5 millones de toneladas anuales las emisiones globales de CO2.

Según se refleja en un informe publicado por Amigos de la Tierra, el tratado comercial UE-Mercosur se apoyaría en “tres motores principales” que acarrearían un aumento de las emisiones contaminantes: los incrementos de la agricultura y la ganadería industrial, del cambio en los usos del suelo y de la deforestación.

“La estimulación del modelo agrícola basado en la exportación supondrá la aceleración de la destrucción ambiental y de la crisis climática”, aseguran desde la organización ecologista y recuerdan que el Tratado “ha sido concebido como una herramienta para potenciar las prácticas de libre comercio entre los dos bloques”.

Destacan asimismo que según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático el sistema alimentario mundial en su conjunto “es responsable de hasta el 37% de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el planeta” y que de mantenerse el modelo agrícola y ganadero industrial actual en 2050 “este sector por sí solo emitirá 20 gigatoneladas” de CO2, tres menos que el objetivo global fijado.

Potenciará la deforestación

Para Andrés Muñoz, responsable de Soberanía Alimentaria de Amigos de la Tierra, el tratado UE-Mercosur “va a destruir hábitats únicos para convertirlos en pasto y tierras de cultivo, va a aumentar el uso de pesticidas tóxicos y va a potenciar la deforestación”, una de las principales causas del cambio climático “porque destruye los imprescindibles sumideros de carbono”.

“Los tratados de libre comercio potencian la presión sobre el suelo y el cambio en sus usos. Las consecuencias son devastadoras para los ecosistemas, pero también para las personas”, ha asegurado Muñoz Rico y ha recordado que “entre el 11 y el 39 por ciento de las emisiones globales de carbono son consecuencia del cambio en el uso de la tierra”, según pone de manifiesto el informe de Amigos de la Tierra.

Además ha advertido de que las comunidades indígenas y los agricultores a pequeña escala son los las perjudicados por estos acuerdos comerciales porque son los que trabajan la tierra y “asumen el mayor riesgo ambiental”. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com