MEDIO AMBIENTE ECOLOGÍA

Ecoaldeas, una forma de vivir en armonía con el entorno y de forma sostenible

Ecoaldeas, una forma de vivir en armonía con el entorno y de forma sostenible Reunión de miembros de la ecoaldea de "El Portal". Foto: cedida por R.I.E

Ecoaldeas es una forma de vivir en comunidad, y Red Ibérica de Ecoaldeas es la Asociación de Aldeas Ecológicas que en España y Portugal se ha constituido como una red con objetivos comunes de agricultura ecológica, inmersa en un contexto natural que incluye el reto de vivir en armonía con el entorno y de una forma sostenible y natural.

El portavoz de Red Ibérica de Ecoaldeas, Kevin Lluch, que está integrado en la alcoaldea  ‘Los Portales’, en la localidad Castillo Blanco de los Arroyos, en Sevilla, explicó a EFE que esta Asociación está compuesta básicamente por comunidades como una alternativa de convivencia y, aparte de las españolas, se incluyen ecoaldeas de Portugal. La red europea y mundial de ecoaldeas es el Global Ecovillage Network,(GEN).

“Además, las ecoaldeas están constituidas por otras redes como son las que forman parte de la organización de construcción de casas con balas de paja (ecológicas) u otras comunidades dentro de la asociación de Permacultura”.

Ecoaldea de Findhorn, en Escocia. Foto: cedida por la R.I.E

“La Permacultura es sostenibilidad, una filosofía que es definida incluso como una revolución; se trata del cuidado de la tierra y puede ser incluso una forma de vivir y hasta una forma de sentir, en la que se hacen trabajos muy cercanos al nuestro y que tienen representantes en nuestra red, compuesta por personas individuales que simpatizan con nuestros objetivos”, manifestó Lluch.

Estas comunidades también pueden ser urbanas, los cohousing

También, explicó el portavoz de Red Ibérica de Ecoaldeas, que comunidades con esta filosofía pueden ser urbanas, en las que no se incluye el elemento de ecosistema, como son los cohousing.

Los cohousing son un tipo de vivienda que en Europa progresa, donde una comunidad cohesionada por su forma de entender la relación entre vida privada y vida común mantiene una dotación importante de servicios comunes y está planeada y gestionada por sus residentes, según el modelo que ellos mismos deciden.

Pero la característica fundamental de la “ecoaldea es que es una comunidad que se encuentra en un contexto natural en el que interviene el reto de vivir con el entorno, de ofrecer una vida sostenible con el futuro, con el elemento ecológico y en el que se incluye el entorno natural con la convivencia”.

Niños en un taller de pintura ofrecido por la ecoaldea “El Portal”. Foto: cedida por R.I.E.

La sociocracia, una nueva vía de gobernanza para poder ser autónomos

Para Lluch, la forma de gobernar las ecoaldeas es “la sociocracia, una vía de gobernanza que se ha desarrollado recientemente, en la que las actividades pueden ser muy variadas y en la que es muy importante la gestión de energías para poder ser autónomos. Pero, cada una de las ecoaldeas dan prioridad a las actividades que ellas mismas consideren importantes”.

Uno de los objetivos fundamentales de la Red es transmitir los frutos de su experiencia, para lo que se organizan cursos para los que quieran aprender a través de talleres que se organizan durante la semana o los fines de semana.

La Red enseña “temas de alimentación, de permacultura y todo lo que está relacionado con el desarrollo personal como la convivencia que se requiere para crear una sociedad mayoritaria que sea capaz de tener éxito en estas nuevas formas de vida que necesitan nuevas habilidades”, argumentó Lluch.

Reunión de los miembros de la ecoaldea “El Portal”. Foto: cedida por R.I.E

“Ecoaldea, más que una comunidad, tiene el objetivo de ser libres como colectivo, que se organiza de maneras muy diferentes para establecer sistemas de gobernanza colectiva con el objetivo de resolver conflictos y organizarse. Ese es uno de los grandes retos de todas las ecoaldeas”, subrayó Kevin Lluch.
El número de personas que suelen integrar las ecoaldeas se encuentra entre las 40 y 50, y en España pertenecen a la Red Ibérica una veintena de ecoaldeas que han comprado o restaurado espacios abandonados.

En Italia existe una federación de comunidades en el norte del país, que lo forman más de 1.000 personas y que es la mayor de las ecoaldeas de Europa.

Vista de la finca de “El Potal”, en la que se distinguen los cauces hídricos realizados por sus miembros para mantener su agricultura. Foto: cedida por R.I.E

En Alemania hay ecoaldeas formadas por 140, 160 o 200 personas, “pero la más antigua de Europa se encuentra en Escocia, en Findhorn, una comunidad formada por 200 familias de diferentes nacionalidades y creencias, creada en 1962, y otra en Portugal con el mismo numero de miembros”, concluyó Kevin Lluch. EFEverde
imp




Secciones:                    
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies