MEDIO AMBIENTE

El Puerto de Valencia restaurará las dunas de la playa de La Creu, de El Saler

Paseo marítimo de la urbanización La Casbah, en el Saler (Valencia). EFE/Manuel Bruque/ARCHIVO

La Autoridad Portuaria de València (APV) va a restaurar el sistema dunar de la playa de La Creu, de El Saler, con 39.000 m3 de arena proveniente de la zona sur de la playa del Cabanyal y más de 38.000 plantas, cuyo objetivo es favorecer la regeneración natural de esta playa y potenciar este paisaje de gran valor ecológico.

La actuación que cuenta con un presupuesto de 628.703 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses se centrará en una superficie de costa de unos 800 metros de longitud, en los que se va a reintegrar el sistema dunar mediante la formación de nuevos cordones, la fijación de las dunas con un sistema de empalizadas biodegradables, la plantación de especies propias de estos ecosistemas y su protección gracias al acordonamiento y la señalización de la zona.

Restaurar las dunas

La playa de La Creu delimita al norte por las ruinas de la antigua fábrica “Plexi” y al sur por las dunas ya restauradas próximas al monolito o búnker de El Saler (antigua casamata de artillería). Estos terrenos contaban con unas infraestructuras deportivas, un colegio público y la fábrica, todas ellas ya demolidas. La iniciativa desarrollada por la APV va a servir, por un lado, para contener temporales y evitar pérdidas de material de playa y, por otro, para naturalizar la superficie tras el desmantelamiento de estas infraestructuras.

Las dunas de la playa de La Creu se restaurarán con 39.000 m3 de arena proveniente de la zona sur de la playa del Cabanyal (que en menos de un año regeneraría su situación). La cota media de coronación de las dunas oscilará entre los 2 y 4,5 metros sobre el nivel del mar en función del terreno. Las dunas se fijarán con empalizadas construidas con borró (Spartina versicolor) y armados con caña (Arundo donax) que retendrán la arena acumulada y permitirán captar la nueva que pueda llegar transportada por el viento.

La actuación fue programada hace varios años por la Autoridad Portuaria pero estaba pendiente de la aprobación de la Demarcación de Costas.

Preservar los hábitats naturales

El trabajo que ahora acomete el Puerto contempla preservar y potenciar los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestre. En este sentido, la restauración de la cubierta vegetal de las dunas se hará conforme a las directrices del Servicio Devesa-Albufera, por el método módulos de repoblación en el que se varía la composición y proporción de las especies vegetales según la parte de la duna. Así, se utilizará barrón (Ammophila arenaria) y grama marina (Elymus farctus) que facilitan la fijación de las dunas, pero se acompañarán con otras especies. En total, se utilizarán 16 variedades y se plantarán un total de 38.111 plantas.

Además, se va a poner especial atención en la protección y cuidado de la zona donde anida el ave protegida Chorlitejo patinegro. Así, por ejemplo, la ejecución de estas obras tendrá en cuenta la época de reproducción de este pájaro y se descarta la creación de dunas en los lugares de anidación de esta especie protegida, para conservar su hábitat.

El pliego de licitación de esta obra cuenta con un presupuesto de 628.703 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses. La iniciativa se enmarca en el cumplimiento de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del canal de acceso a la dársena interior del Puerto de València por la Copa América 2007 y el proyecto de ampliación del Puerto. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com