CORALES

Dragar cerca de los arrecifes aumenta las enfermedades en los corales

  • Se estresan al obligarles a invertir gran cantidad de energía para limpiar el sedimento

Dragar cerca de los arrecifes aumenta las enfermedades en los corales Coral creciendo en armazones de cemento en el mar de Filipinas. EFE/DUKA BAY RESORT

Las actividades de dragado cerca de los arrecifes producen estrés en los corales y aumentan la frecuencia con que se manifiestan las enfermedades en estos organismos vivos, según un estudio publicado hoy.

Este estudio, liderado por Joe Pollock del Centro de Estudios de Arrecifes de la Universidad James Cook y el Instituto Australiano de Ciencias Marinas (AIMS) y que analizó los vínculos entre el dragado y las enfermedades coralinas, se realizó cerca de la isla Barrow, frente a las costas de Australia Occidental.

 

Este lugar está situado cerca a una zona en donde se dragó siete millones de metros cúbicos para construir un canal para que transiten los barcos que transportan gas natural líquido a una planta cercana.

 

En esta investigación se descubrió que la incidencia de enfermedades en los corales es el doble que en la de los lugares controlados por los científicos, según un comunicado de la Universidad James Cook.

 

Pollock, quien aspira a un doctorado, explicó que el dragado incrementa el nivel de los sedimentos que caen sobre los corales, interfiriendo así en su habilidad para poder alimentarse y por ende, reduciendo su energía.

 

Doblar el esfuerzo: estrés

Esto además afecta negativamente a los corales porque les obliga a invertir una gran cantidad de energía para limpiar el sedimento adicional de la superficie, lo que provoca un estrés crónico en los corales, según un comunicado de la Universidad James Cook.

 un coral rojo

Un coral rojo. EFE/WWF

 

“Como en cualquier otro organismo, el estrés crónico puede aumentar los niveles de enfermedades en los corales”, indicó el científico, que detectó que los corales en áreas afectadas padecían de la llamada enfermedad de la banda blanca que provoca una caída del tejido.

Coral rojo 

Las enfermedades de los corales son crónicas y se teme de que persistan tras la conclusión de las operaciones de dragado y por ello esta actividad “supone una presión en muchos arrecifes coralinos en el mundo, incluyendo la Gran Barrera de Coral”, acotó Pollock.

 

Los corales producen los arrecifes en las aguas poco profundas tropicales y subtropicales, y son extremadamente sensibles a los cambios registrados en su entorno.

 

Los arrecifes de coral, cuya construcción necesita millones de años, albergan a más del 25 por ciento de las especies marinas. EFEverde




Secciones: