Periodismo

Dos periodistas españoles y un irlandés asesinados en un ataque en Burkina Faso, donde realizaban un documental sobre caza furtiva

EFE/ Discovery Max/Jm García David Beriain (i) y Roberto Fraile / EFE/ Discovery Max/Jm García

Madrid/Uagadugú, 27 abr (EFE).- Los dos periodistas españoles y otro irlandés que fueron secuestrados tras sufrir un ataque en el este de Burkina Faso, donde realizaban un reportaje sobre la caza furtiva, han sido asesinados.

“Se confirma la peor de las noticias. Todo el cariño para los familiares y allegados de David Beriain y Roberto Fraile, asesinados en Burkina Faso. Y nuestro reconocimiento a quienes, como ellos, realizan a diario un periodismo valiente y esencial desde las zonas de conflicto”, afirmó este martes en Twitter el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en referencia a los dos compatriotas asesinados.

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, explicó en rueda de prensa en Madrid que los dos periodistas españoles realizaban junto a un reportero irlandés un documental sobre caza furtiva en una región cercana a la frontera con Benín.

El suceso ocurrió el lunes en la zona de Pama, donde individuos armados emboscaron a una patrulla de unos cuarenta efectivos burkineses contra la caza furtiva, en la que iban empotrados los periodistas.

González Laya indicó que se trata de una zona peligrosa, en la que actúan grupos terroristas, furtivos y bandidos, además de redes yihadistas.

El Gobierno de Burkina Faso atribuyó a “terroristas” el ataque contra un convoy en el que iban los reporteros.

“Por ahora, la identidad de los secuestradores no ha sido claramente establecida”, afirmó el ministro de Comunicación y portavoz del Ejecutivo del país africano, Ousséni Tamboura, quien subrayó que oficialmente “el balance humano del incidente es tres heridos y cuatro desaparecidos, incluidos los tres expatriados y un burkinés”.

“Sin embargo, las imágenes de los cuerpos sin vida de tres expatriados aún no identificados formalmente están circulando en las redes sociales”, precisó el ministro en un comunicado.

El portavoz explicó que el ataque ocurrió este lunes alrededor de las 09:00 hora local (misma GMT), cuando individuos armados se dirigieron hacia un “convoy mixto” de las Fuerzas de Defensa y Seguridad de Burkina Faso y extranjeros en el eje Fada N’Gourma-Pama, en la Región del Este.

“El incidente -indicó- tuvo lugar precisamente a la altura de la reserva de Pama, donde los elementos del convoy iban en un vehículo y en motocicletas. Los expatriados eran tres, de nacionalidades española e irlandesa”.

El portavoz agregó que “según las primeras informaciones disponibles, durante su excursión el equipo se encontró con una posición ocupada por terroristas que abrieron fuego”.

Reporteros Sin Fronteras indicó en Twitter que es un día negro para una profesión “que dignificaban” los fallecidos, que eran “muy admirados y queridos”.

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), a través de su presidente, Nemesio Rodríguez, mostró su “más sentido pésame” por el “asesinato”.

“Es lamentable que en el siglo XXI tengamos que recibir noticias así porque muchas veces para informar sobre lo que pasa en el medioambiente tenemos que ponernos en riesgo”, especialmente en países como el africano “donde siguen cometiéndose delitos contra la conservación de la Naturaleza”, ha señalado desde la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA) su presidenta María Garcia.

“Urge que Gobiernos y Naciones Unidas refuercen la protección a periodistas. El periodismo de investigación es fundamental para dar a conocer hechos que se quieren ocultar”, apuntó. EFE

nac/int/lar/jgb




Secciones: