AVENTURA GUADIANA

Dos aventureros descienden el Guadiana en barcas de enea, para descubrir su magia

Imagen del r√≠o Guadiana a su paso por la ciudad de Badajoz, un espacio perteneciente a la Red Natura 2000. EFE/Ra√ļl Casado Imagen del r√≠o Guadiana. Foto de archivo

Dos j√≥venes aventureros, Maykol Garc√≠a y Alejandro del Moral, se han lanzado a descubrir la magia del r√≠o Guadiana navegando todo su cauce a bordo de dos embarcaciones elaboradas por ellos mismos con fibras vegetales de enea y ca√Īas, siguiendo patrones ancestrales.

La expedici√≥n “Aborigen Caminos del Guadiana” recorre ya los primeros kil√≥metros de los 818 por los que se extiende el cauce del r√≠o Guadiana desde su nacimiento, en Las Lagunas de Ruidera (Ciudad Real), hasta su desembocadura, en Ayamonte (Huelva).

Los dos aventureros iniciaron ayer el descenso del Guadiana partiendo desde los manantiales de los zampullones, lugar donde nace el río y desde donde se adentraron en el parque natural de Las Lagunas de Ruidera.

A lo largo de un meses de expedición, y en sucesivas etapas, los aventureros tienen previsto llegar hasta el segundo nacimiento del río, en los Ojos del Guadiana, hoy secos, que recorrerán a pie, para posteriormente alcanzar el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

A partir de aqu√≠, los expedicionarios ir√°n cubriendo etapas hasta abandonar suelo castellanomanchego y alcanzar tierras extreme√Īas.

Los pantanos encadenados en los que se convierte el Guadiana les llevarán después a las comarcas de la Vegas Alta y Baja, hasta alcanzar Mérida y Badajoz, desde donde saldrán en busca de suelo portugués en Mourao.

La expedición continuará su camino en el Alentejo, en Paso del Pulo do Lobo, enclavado en pleno corazón del Parque Natural do Vale do Guadiana, y en Mértola, desde donde iniciarán la parte final de su recorrido hasta Ayamonte (Huelva).

Alejandro del Moral explica a Efe que la aventura de recorrer el Guadiana en estas primeras etapas ya les han permitido adentrarse en “algunos lugares rec√≥nditos, bellos y sorprendentes, que son un peque√Īo aperitivo de los muchos que esperamos encontrar”.

“Navegar en embarcaciones que ya hace 4.000 a√Īos eran elaboradas con enea y fueron apreciadas por los faraones, que ped√≠an ser enterrados con ellas para que los transportaran al otro mucho, le otorga un embrujo especial a una expedici√≥n con la que nosotros queremos redescubrir el Guadiana y poner en valor su vigencia”, a√Īade.

Maykol Garc√≠a asegura que este viaje es muy peculiar porque lo van a realizar “en absoluta subsistencia y de forma aut√≥noma”, aunque durante el recorrido contar√°n con un grupo de apoyo.

Esta expedici√≥n, remarca, “es un reto f√≠sico, porque tendremos que remar durante muchas horas y pernoctar en campamentos a orillas del Guadiana, sin embargo, sabemos que nuestra constante ser√° √ļnicamente el sonido del remo en el agua”.

La expedici√≥n tiene como objetivo principal “descubrir la salud del r√≠o Guadiana y de todo su ecosistema”, explica Del Moral nada m√°s bajarse de la barca, exhausto tras una dura jornada en la que han remado bajo el sol y la lluvia.

“Vamos a realizar censo de aves, tomaremos muestras de agua, geolocalizaremos aquellos hechos relevantes que vayamos encontrando en la expedici√≥n y, finalmente, haremos un inventario de la flora y la fauna”, explica.

Maykol Garc√≠a, tambi√©n visiblemente agotado por las primeras horas de descenso, que han sido duras por las condiciones meteorol√≥gicas, amplia: “Queremos potenciar los lazos que se dan entre los pueblos ribere√Īos, especialmente con su cultura ligada al agua”.

“Los municipios del entorno del r√≠o Guadiana tienen un inmenso patrimonio ecol√≥gico, hist√≥rico y cultural, y desaprovecharlo ser√≠a renunciar a un legado muy especial, que lo √ļnico que necesita es una mejor atenci√≥n para que lugares como los Ojos del Guadiana, que hoy se encuentran secos, dejen de estarlo y el r√≠o recupere en estas zonas, la magia que tambi√©n tuvo en tiempos pasados”, concluye. EFE




Secciones: