NATURALEZA DOÑANA

WWF exige el cierre de fincas ilegales en Doñana que ocupan 1.653 hectáreas

medio ambiente Fotografía de archivo de Doñana. EFE/Alfredo Martínez

La organización conservacionista WWF ha exigido este jueves, en la antesala del 51 aniversario de la creación del parque nacional de Doñana, que se ejecute el cierre de fincas ilegales en el entorno del mismo que “siguen creciendo sin control y ocupan una superficie total de 1.653 hectáreas”.

En un comunicado, la organización ha precisado que cinco decenios después de la creación del parque nacional, el mayor humedal de Europa “sigue viviendo en un difícil equilibrio ecológico” debido a que su gestión “está envuelta en tensiones”, como sucedió hace menos de un mes, cuando un día después de que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) declarase el acuífero de Doñana sobreexplotado, el Ayuntamiento de Lucena del Puerto (Huelva) anunció el intento de legalizar hasta 450 balsas e instalaciones ilegales.

“Esta sucesión de marchas y contramarchas ponen contra las cuerdas a Doñana”, ha apuntado WWF, que continúa trabajando por este espacio, en especial, contra las principales amenazas que hoy lo cercan como el robo del agua, el robo de tierras o grandes proyectos como el dragado de profundización del Guadalquivir, la ampliación de infraestructuras viarias o la reapertura de Aznalcóllar.

51 años de Doñana

“Es un momento para celebrar que esta joya ecológica haya llegado hasta nuestros días y agradecer su esfuerzo a todos los que hacen posible su conservación cada día”, ha afirmado Juanjo Carmona, coordinador de la oficina de Doñana de WWF España, para añadir que “este aniversario es sobre todo el momento para recordar a las administraciones responsables de su conservación todo lo que está en sus manos para garantizar un futuro para Doñana”.

En este sentido, entienden que en este aniversario las exigencias han de centrarse en reclamar la puesta en marcha inmediata de las acciones del Plan de la Corona Forestal (Plan de la Fresa) y en el cierre de esas fincas ilegales que “continúan creciendo” y que ocupan, en la actualidad, una superficie de 1.653 hectáreas.

Asimismo, tras la declaración de sobreexplotación del acuífero de Doñana, la organización ha solicitado la puesta en marcha de medidas más ambiciosas, como la adopción de un plan anual de extracciones del acuífero o la suspensión de nuevas concesiones de agua subterránea, como contempla la propia Ley de Aguas en su artículo 56. EFEverde

Te puede interesar:

Investigan a funcionarios de Doñana por presuntas actuaciones ilegales

 





Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com