Doñana cumple 50 años como Parque Nacional con muchas amenazas

DOÑANA ANIVERSARIO

Doñana cumple cincuenta años como Parque Nacional, pero con muchas amenazas aún

Doñana cumple cincuenta años como Parque Nacional, pero con muchas amenazas aún Invernaderos cercanos a Doñana, en Lucena del Puerto (Huelva). EFE/José Manuel Vidal/ARCHIVO

Lourdes Uquillas.- EFEverde.- Cincuenta años después, el Parque Nacional de Doñana se mantiene como uno de los emblemas de la Red de Parques Nacionales, tras superar amenazas como proyectos energéticos, escasez de agua, perdida de biodiversidad o presencia de especies invasoras.

El 16 de octubre de 1969 se publicó el Real decreto de creación del Parque Nacional de Doñana (el consejo de ministros aprobó su creación el 14 de agosto) y, en visperas, de esta conmemoración “hay que resaltar que cincuenta años después podamos seguir celebrando la creación de este espacio natural, algo importante por las amenazas que tuvo en sus inicios y por la labor de los pioneros de WWF para su creación, que evitó la total destrucción de las marismas, los montes y las playas de Doñana”, ha explicado a EFE Juanjo Carmona del Programa Agua de esta organización ecologista.

Cincuenta años de la declaración de Doñana como Parque Nacional 

La CHG prevé clausurar en dos meses 77 pozos ilegales en el entorno de Doñana

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquin Páez, muestra uno de los 77 pozos de agua ilegales. EFE/José Manuel Vidal/ARCHIVO

Sin embargo, “Doñana no ha estado libre de problemas”, ha asegurado Carmona, y ha añadido que la creación del Parque “puso los primeros hitos, pero a partir de los 80 y 90 se han dado una serie de problemas que tenemos todavía pendientes”.

Los mayores problemas giran en torno a “la escasez y la calidad de agua, que tiene que llegar al espacio natural”, según el representante de WWF, pero no solo en las marismas, porque hay toda una serie de ecosistemas terrestres que “necesitan agua para poder mantenerse”.

Los equilibrios “están rotos y volver a recuperar lo básico es que el acuífero vuelva a tener agua”, ha sostenido. Sin embargo, los informes científicos dicen que es una zona que “va a carecer de agua”.

WWF elaboró hace diez años un documento en el que se advertía de los problemas de escasez de agua, y la necesidad de adoptar medidas importantes y decididas.

Si no llueve y se sigue con el mismo modelo de extracción de agua “habrá un problema con la agricultura y con el suministro de agua”.
“Hay que cerrar los pozos y las fincas ilegales y poner orden en las extracciones y dejar claro que no puede haber un regadío infinito”, según Carmona.

En 2014 se adoptó el plan de la fresa para ordenar los cultivos, sin embargo, se han “seguido abriendo pozos, hay una horquilla entre 1.000 y 2.000 ilegales”.

Últimamente, gracias a la labor del Seprona, servicio medioambiental de la Guardia Civil y de la Confederación Hidrográfica se están cerrando pozos y “llevando a los responsables de los mismos ante la fiscalía”.

Ocupación de espacios públicos 

No obstante, “no hay una actuación decidida de las autoridades. Aunque ahora el discurso empieza a cambiar y parece que no habrá amnistía” para quienes delincan.

Pero el problema que se inició en los años ochenta continúa con gente que “ocupa espacios públicos y lo transforma directamente, corta los pinares y pone una plantación”.

Durante años no ha habido apoyo político y “no porque lo digamos nosotros, pero actualmente son las acciones de la administración las que están marcando el camino”.

La Confederación Hidrográfica actúa sobre la sobreexplotación del acuífero, “como se decía antiguamente. Ahora se dice del riesgo de no alcanzar el estado cuantitativo”.

“Porque de las cinco masas que componen el acuífero de Doñana, va a haber tres donde se va a declarar sobreexplotación”, ha sostenido el experto en agua de WWF.

“Eso es como tener un pie en el precipicio y actualmente se está aplicando la Ley de Aguas, norma ambiental que se debe cumplir en toda España, y que es lo máximo que se prevé para intentar paliar una situación como esta. Es el límite en el que estamos y cuando se está en este límite es porque algo no se ha hecho bien”.

“Tenemos que ser conscientes de lo que tendremos”, y uno de los problemas que hay es que “han crecido los regadíos de olivos”, un cultivo de secano.

Pérdida de biodiversidad y especies invasoras

A eso se añade la pérdida de biodiversidad por la escasez de agua y la invasión de especies invasoras, ha manifestado Carmona, con la primera que fue el cangrejo rojo, y a la que le han seguido el cangrejo azul, los mapaches y ahora podrían llegar incluso las cotorras argentinas, que se encuentran en la localidad sevillana de Aljarafe.

Y es que la situación de destrucción de las marismas está en un promedio de 80 por ciento destruidas frente a solo un 20 % que se conserva en su estado natural. “Es fundamental la recuperación de la margen izquierda, los municipios de Nebrija, Trebujana o San Lúcar”.

Hábitat marino

Y como tema pendiente, ha apuntado Carmona, está la Doñana marina con unos hábitats y paisajes marino, donde confluyen el Mediterráneo, el Estrecho y el Atlántico, pero “que por diversas cuestiones no se ha mirado”. EFEverde

Te puede interesar:

Delibes: Después de 50 años Doñana está más domesticada pero más protegida

Decreto 2412/1969, de 16 de octubre, de creación del Parque Nacional de Doñana




Secciones: