NATURALEZA DOÑANA

Doñana alberga abundantes comunidades acuáticas pese a la escasez de agua

Cañada de los Pájaros, un humedal estratégico del Espacio Natural de Doñana. EFE/ Jupe/Archivo

Los humedales del Espacio Natural de Doñana albergan este año “abundantes y diversas” comunidades acuáticas tanto de vegetación como de animales pese a la escasez de lluvias registradas, según evidencian los últimos datos hechos públicos por la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC).

Dichos datos, obtenidos durante el muestreo estacional de primavera de los ambientes acuáticos en el Espacio Natural Doñana llevado a cabo en marzo y abril y a los que ha tenido acceso Efe, precisan que la inundación que han presentado este el 2021 los humedales ha sido escasa como consecuencia de los poco más de 300 litros/m2 caídos hasta marzo.

Sin embargo, esta escasez no se ha reflejado de manera uniforme sobre el terreno, presentando la marisma, sus zonas de influencia y las lagunas, tanto permanentes como efímeras, niveles de inundación diferentes; ni ha tenido su reflejo en una merma de la abundancia de las comunidades acuáticas.

De hecho, a pesar de la escasez de agua, en el muestreo de anfibios realizado por los técnicos de la EBD se han observado un total de 2.641 individuos de las 11 especies presentes en Doñana.

Entre los invertebrados acuáticos nativos, fueron especialmente abundantes los grandes coleópteros depredadores (Cybister, Dytiscus, Agabus).

Peces

Por lo que respecta a la comunidad de peces, esta, ya desde hace bastantes años, está formada principalmente por especies introducidas, por lo que solo se han observado entre las autóctonas la presencia de la anguila y, en menor medida, la colmilleja.

Entre las alóctonas, el pez gato es muy abundante en el arroyo de la Rocina; la gambusia se distribuye ampliamente en todos los ambientes, mientras las carpas y carpines han sido menos abundantes que en años anteriores.

Vegetación acuática

En relación a la vegetación acuática, los datos reflejan que las zonas de marisma con inundación más prolongada desarrollaron praderas amplias y densas de carófitos y otras especies sumergidas; mientras que aquellas con menor inundación, como el Caño Guadiamar, presentaban una cobertura casi nula de plantas acuáticas sumergidas.

En las lagunas más efímeras se localizaron especies anfibias típicas de praderas húmedas oligotróficas, mientras que en las más permanentes se localizaron praderas de vegetación sumergida con especies como Myriophyllum alterniflorum, Potamogeton pectinatus o Zannichellia obtusifolia. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com