MUJER MEDIOAMBIENTE

La directora de la Fundación Biodiversidad aboga por un mundo sostenible e igualitario

La directora de la Fundación Biodiversidad, Elena Pita. Foto Fundación Biodiversidad

Paloma San Segundo.- La relación entre género y medioambiente “resulta clave para abordar los retos de un modo sostenible e igualitario” asegura Elena Pita, directora de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, que defiende una “recuperación verde igual para todos”.

“La incorporación transversal del género es clave para lograr la igualdad entre mujeres y hombres y conseguir un futuro más próspero y sostenible” manifiesta Elena Pita en una entrevista concedida a EFEverde con motivo de la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Para la responsable de la Fundación Biodiversidad resulta imprescindible “seguir profundizando en el conocimiento de los vínculos entre género y medio ambiente” con el objetivo de “sensibilizar a la población y tomar decisiones a favor de la igualdad, basadas en el mejor conocimiento científico posible”.

La igualdad de género y el empoderamiento de mujeres “conduce a unos resultados más equitativos, efectivos y sostenibles”, opina esta ingeniera agrónoma que acumula una larga trayectoria internacional en conservación de la biodiversidad y lucha contra el cambio climático pues ha trabajado en más de 30 países y para entidades como la ONU, la Comisión Europea (EuropAid) o la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Las mujeres y su experiencia con el medioambiente

Para Pita “las mujeres son una fuente de conocimiento y experiencia sobre gestión del medioambiente” y sin embargo recuerda que en un informe de Naciones Unidas realizado con motivo de los 25 años de la Declaración de Beijing se admite que “el fortalecimiento de la participación de las mujeres en la sostenibilidad ambiental es uno de los aspectos que han recibido menor atención a nivel mundial”.

Por eso aboga por integrar la experiencia y el liderazgo de las mujeres en la toma de decisiones medioambientales, un paso que considera clave “para lograr una sociedad más igualitaria” .

Hombres y mujeres, continúa la responsable de la Fundación Biodiversidad, utilizan los recursos naturales de modo diferente y participan de manera “desigual” en los procesos de toma de decisiones y en el mercado laboral.

Este hecho impide a las mujeres tomar parte en la planificación y formulación de actuaciones relacionadas con el medioambiente y el cambio climático y eso, advierte, “puede aumentar, a  su vez, las desigualdades ya preexistentes”.

El “techo de cristal” en la investigación

“Los datos muestran que en el ámbito científico existe un claro techo de cristal en la carrera investigadora”, asegura Pita y se remite a informes del Ministerio de Ciencia e Innovación que constatan la existencia de menos mujeres en las categorías investigadoras de mayor nivel y de menos investigadoras principales en los proyectos de I+D+i, patrones que se repiten en el ámbito medioambiental o en el empleo verde “preferentemente masculino”.

Además recuerda que hay estudios que indican que en el ámbito de las energías renovables “trabajan más de 10 millones de personas en todo el mundo, y tiene un potencial de alcanzar los 40 millones si se toman medidas ambiciosas de descarbonización de la economía”, pero lamenta que las mujeres sólo representen “el 32% del total de los empleos” de ese sector.

En este sentido, y para luchar contra la brecha de género en el empleo verde, Pita recuerda que el Miteco ha desarrollado los programas Empleaverde y Pleamar, cofinanciados por Fondo Social Europeo y Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca, respectivamente.

Estos programas están dirigidos a la contratación de mujeres en sectores con menor presencia femenina, a la formación en capacidades que aumenten sus opciones de lograr un empleo o al impulso de políticas y prácticas corresponsables que permitan compatibilizar la vida laboral, familiar y personal.

Más implicación en la toma de decisiones

Y todo ello enfocado a que las mujeres se impliquen de verdad en los procesos de toma de decisiones, dado el papel relevante que desempeñan “en el desarrollo de patrones de consumo y producción sostenibles y en el manejo de los recursos naturales”.

Para Pita además es fundamental “medir lo que se hace, a través de indicadores con información desagregada por sexos, para conocer la eficacia de las políticas desarrolladas y su contribución a la igualdad”.

En este sentido se refiere al informe sobre género y cambio climático del Instituto de la Mujer publicado en 2020, según el cual las mujeres “tienen más concienciación frente al cambio climático y adoptan en mayor medida comportamientos respetuosos con el medio ambiente” y concretamente en España “es mucho mayor el porcentaje de mujeres que otorgan mas importancia que los hombres a la producción, al consumo y a la alimentación sostenibles”.

Por encima de todo Pita defiende la educación igualitaria pues “cuando las madres reciben la información que necesitan sobre los riesgos ambientales presentes en sus hogares y en la comunidad, están mejor preparadas para enfrentarlos y adoptar medidas adecuadas”.

“Agricultoras, pescadoras, proveedoras del hogar, empresarias, emprendedoras, las mujeres no solo son víctimas, sino también son poderosas agentes de cambio” concluye la responsable de la Fundación Biodiversidad. EFEverde




Secciones:                    
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com