MEDIO AMBIENTE

Director AEMA: Europa podría ser el Silicon Valley de la innovación ambiental

  • En una entrevista con EFEverde, el director de la Agencia Europea de Medio Ambiente subraya que la apuesta por “la innovación” debe estar en el centro de la agenda de la UE para combatir los dos grandes retos ambientales que afronta la región: la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

Director AEMA: Europa podría ser el Silicon Valley de la innovación ambiental Hans Bruyninckx, director de la Agencia de Medio Ambiente Europea (AEMA).

Caty Arévalo. Copenhague (EFEverde).- Contribuir a que Europa se convierta en el Silicon Valley de la innovación ambiental es el objetivo de Hans Bruyninckx, director de la Agencia de Medio Ambiente Europea (AEMA), quien sostuvo que está es la clave para que la región "mantenga sus niveles de bienestar y riqueza respetando los límites planetarios".

En una entrevista con EFEverde celebrada en Copenhague, Bruyninckx insistió en que la apuesta por “la innovación” debe estar en el centro de la agenda de la UE para combatir los dos grandes retos ambientales que afronta la región: la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

“Apostando por la innovación lograremos la transformación esencial que requiere combatir estos dos problemas, una transformación que pasa por cambiar nuestro modelo de producción y consumo“, subrayó durante una reunión con periodistas para presentar el informe “El medio ambiente en Europa. Estado y Perspectivas 2015”.

Ese cambio afectará, a su juicio, “a las bases” de la sociedad ya que requerirá “un replanteamiento del sistema financiero, de la educación, o de la tecnología”, por eso reconoció que la transición hacia la economía sostenible que Europa necesita desarrollar “no va a ser fácil”.

La dificultad estriba en que: “En los últimos cuarenta años hemos estructurado nuestra economía en torno a un sistema de producción y consumo que no tiene en cuenta que vivimos en un sólo planeta, con recursos limitados, hay empresas e intereses muy fuertes involucrados”.

Pero, ¿Qué significa vivir dentro de los límites planetarios?: “Mantener el bienestar social en una economía bajo en carbono y con unos ecosistemas en buen estado y a salvo de amenazas”, contesta convencido.

“No estamos acostumbrados a pensar de esta forma, ninguna de las ideologías del siglo XX hablaba de límites planetarios; pero a partir de ahora no nos queda más remedio que abrazar esta forma de pensar, sólo podemos plantearnos crear bienestar, riqueza, desarrollo económico y competitividad teniendo claro que hay un único planeta”, añade.

Para que políticos, empresarios o ciudadanos entiendan el planteamiento, el investigador belga, académico de la Universidad de Lovaina, invita a una reflexión: “¿Qué calidad de ecosistemas y de medio natural queremos tener en el futuro?“.

“De la respuesta se derivan cambios, y para que esos cambios sean efectivos necesitamos desarrollar las políticas adecuadas”, insiste.

Con el informe de la AEMA en mano, que pone de manifiesto que las políticas europeas actuales son “insuficientes” para cumplir con los objetivos de la región a largo plazo , Bruyninckx destaca que además de “mejores políticas y de más cumplimiento” la UE necesita “más integración” del medio ambiente en otros sectores.

“Europa ha trabajado en esto más que ninguna otra región del planeta, pero hay que dar el paso a una segunda generación de integración, porque no se trata de introducir un ingrediente ambiental en la regulación del transporte o de la agricultura, se trata de pensar en cualquiera de los dos sectores en su totalidad y ver cuál es el impacto”, asegura.

El director de la AEMA invita a pensar en los avances que se han producido en contaminación del aire o del agua en las últimas décadas gracias a la regulación: “Cuando son ambiciosas, están bien diseñadas y se aplican, las políticas ambientales funcionan y dan buenos resultados, especialmente para nuestra salud, el entorno o la economía”.

Por eso, considera que no hay que mirar la transición hacia una economía descarbonizada y acorde con los límites del planeta “como una amenaza sino como una oportunidad”.

Si Europa apuesta fuerte por esa transición “creará puestos de trabajo y nos situaremos en la vanguardia de la ciencia y la tecnología asociada a un nuevo modelo de desarrollo”, afirma.

“Europa podría convertirse en el Silicon Valley de la innovación ambiental”, concluyó.




Secciones:                
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies