ANIMALES CALOR

Dieta especial para los animales del zoo para combatir el fuerte calor

Dieta especial para los animales del zoo para combatir el fuerte calor Zoo Aquarium de Madrid ha repartido polos para refrescar a los animales. EFE/Darwin Carrión

Las altas temperaturas del verano obligan a los zoológicos a adaptar sus instalaciones y, sobre todo, las dietas de los animales más vulnerables que viven ahí para ayudarles a combatir el calor.

La veterinaria Eva Martínez Nevado, del Zoo de Madrid, ha explicado hoy que durante el verano, la dieta de los animales tiene que ser más variada e incluir más raciones de frutas tropicales “que dan mucho juego a la hora de preparar estos enriquecimientos”.

Para dar a conocer esa dieta especial que elaboran durante los meses de verano, el Zoo de Madrid ha convocado hoy a medios de comunicación y un grupo de niños ha participado en una iniciativa en la que han proporcionado a algunos de esos animales alimentos especiales como helados elaborados a base de frutas y verduras.

“No se trata sólo de darles de comer y refrescarles, sino también de que sea una diversión, que les tengan entretenidos un rato, que para ellos sea un juego”, ha explicado la veterinaria.

Daniel, uno de los monitores del campamento, ha destacado la importancia de que “los niños se interesen desde pequeños por el bienestar de los animales” y por el cuidado de la naturaleza para que, cuando sean mayores, “estén concienciados con su preservación”.

Los animales reciben estos helados unas tres o cuatro veces a la semana, puesto que si lo recibieran todos los días “ya no sería un enriquecimiento sino la dieta en sí misma”, ha explicado Martínez.

Además, es “importante que no se atiborren”, por eso la alimentación debe hacerse siempre “bajo supervisión”, puesto que el equipo de cuidadores y veterinarios “prepara una dieta especial para cada animal”.

Dietas adaptadas a cada animal

El rinoceronte Batsi, los hipopótamos Susi y Curro y los elefantes Tino y Bogor han recibido hoy polos de zanahoria y manzana, mientras que las nutrias se han divertido con unos peces congelados.

Los hipopótamos Susi y Curro han recibido polos de zanahorias y manzana. EFE/Darwin Carrión

Sin embargo, el calor no afecta a todas las especies de igual forma, y las más vulnerables son las provenientes de continentes donde el clima es muy distinto al europeo o al africano.

“Las especies africanas o tropicales lo toleran bien” ha aclarado Martínez, aunque para “las de zonas más frías, como los pandas rojos o los pandas gigantes, este calor es más fuerte y hay que intentar amortiguarlo y hacerlo más llevadero”.

Además, “como ocurre con los animales domésticos y las personas, las crías muy pequeñas o los ejemplares mayores tienen menos control sobre la temperatura de su cuerpo” por lo son “más frágiles y sensibles” y se debe tener un cuidado y una vigilancia especial por parte de cuidadores y veterinarios.

Adaptación de las instalaciones

Los espacios e instalaciones donde viven algunos de estos animales también se adaptan para protegerlos de las altas temperaturas.

El panda gigante, por ejemplo, “tiene acceso a la pagoda, que está climatizada y tiene difusores de agua”, a los pandas rojos “les refrescamos y duchamos a menudo” y en el espacio de las nutrias gigantes del Amazonas se colocan chorros de agua. Efeverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com