NATURALEZA AVES

Dieciséis cercetas pardillas nacidas en cautividad vuelan ya en la Laguna de Fuente de Piedra

Un ejemplar de cerceta pardilla Ejemplar de cerceta pardilla.EFE/Juan Carlos Atienza/SEO-BirdLife

Dieciséis ejemplares de cercetas pardillas nacidas en cautividad en 2020 en la Reserva Natural Concertada Cañada de los Pájaros, ubicada en Sevilla han sido puestas en libertad en la Laguna de Fuente de Piedra (Málaga).

Esta actuación se enmarca en el proyecto LIFE Cerceta Pardilla, que tiene el objetivo de “revertir el riesgo de extinción del pato más amenazado de Europa, en situación crítica en España”, según ha informado el delegado territorial de Desarrollo Sostenible, José Antonio Víquez.

Víquez ha explicado que la cerceta pardilla es un pato pequeño que nidifica fundamentalmente en España en dos núcleos principales, en los humedales del sur de Alicante y en las Marismas del Guadalquivir “donde hasta la mitad del siglo XX contaba sus parejas reproductoras por miles”.

Sin embargo, en la actualidad y debido fundamentalmente a la degradación de los humedales, así como a la caza ilegal la cerceta pardilla está “al borde de la extinción”, y el pasado año tan solo se contabilizaron 48 parejas productoras en Andalucía.
A este respecto, el delegado ha subrayado la intervención de la Junta en su apuesta por “reforzar” la población silvestre de esta especie, y ha considerado que la suelta de ejemplares en Fuente de Piedra es “un ejemplo de ello”.

Liberación 

Ha añadido que esta liberación se va a “replicar” en cuatro zonas húmedas del territorio andaluz en esta primavera, una iniciativa que pretende introducir en el medio natural ochenta ejemplares de esta ave, lo que va a conllevar un incremento de cuarenta parejas reproductoras”.

Los lugares seleccionados para la liberación de los patos, debido a las condiciones idóneas que ofrecen son la Laguna de Fuente de Piedra (Málaga), con dieciséis ejemplares; el Paraje Natural Punta Entinas-Sabinar (Almería), con treinta; la Laguna de Medina (Cádiz), con veintiséis ejemplares; y las Marismas de Trebujena (Cádiz), con ocho.

Ha detallado que la suelta de las aves, “a las que se aporta alimento diariamente”, se realiza mediante crianza campestre, es decir a través de jaulones de aclimatación “en los que permanecen los ejemplares una semana antes de la suelta para permitir su progresiva adaptación a la zona de liberación”.

Vízquez ha apuntado que el estudio y seguimiento de las aves se mantendrá gracias a que “todas ellas están marcadas con anillas de metal y de PVC para permitir su seguimiento a distancia, al tiempo que en algunos de los ejemplares se permitirá conocer su localización cada poco tiempo gracias a un dispositivo de seguimiento remoto o emisor satélite”.

Con la liberación de ejemplares de cercetas pardillas en Fuente de Piedra, se pretende reforzar la población reproductora de esta especie en un humedal que por su ubicación, contribuirá a interconectar las dos poblaciones principales de cerceta pardilla en las marismas del Guadalquivir y en el Levante. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com