CONSUMO SOSTENIBLE

El Día sin Compras se enfrenta al Black Friday

El Día sin Compras se enfrenta al Black Friday Black Friday en Brasil. Imagen de archivo. EFE/Sebastião Moreira

Ecologistas en Acción lleva a cabo el Día Sin Compras para denunciar el consumo masivo bajo el lema "El antídoto al consumismo es la riqueza de las relaciones sociales" invitando a reflexionar en los elementos que realmente aportan bienestar a las personas.

Con esta invitación a la reflexión del consumismo,  Ecologistas en Acción se ha sumado un años más a una jornada de huelga simbólica a nivel internacional en contraposición con el Black Friday y el Ciberlunes y ha organizado varias acciones en distintos territorios como Barcelona, Madrid, Málaga y Zaragoza, entre otros.

El consumo impulsivo por parte de la sociedad es un “factor de infelicidad humana y de pérdida de relaciones sociales” según la organización y a través de la iniciativa invitan a construir alternativas de consumo hacia un futuro más justo y sostenible, además de denunciar los impactos sociales y ambientales del consumismo.

Frente a los “efímeros momentos de insatisfacción crónica” que ofrece el consumismo, la organización propone fomentar valores como la solidaridad y la cooperación para aumentar la variedad y riqueza de nuestras relaciones sociales.

Black Friday

El viernes negro, más conocido por su nombre inglés Black Friday, es una de las jornadas más consumistas en Estados Unidos coincidiendo con el día posterior al Día de Acción de Gracias. Una jornada que ofrece grandes descuentos para fomentar las compras y que se prolonga con el Ciberlunes y los descuentos en internet.

En estos últimos años, la repercusión del Black Friday ha sido cada vez mayor con la suma de más comercios para incentivar las compras, acompañados de las grandes campañas publicitarias. Ecologistas en acción propone un nuevo modelo responsable con la sostenibilidad socioambiental y el reparto equitativo de la riqueza.

“La publicidad no hace sino crearnos falsas necesidades que nos hacen acumular objetos y experiencias de manera compulsiva, pero que a medio y largo plazo no nos aportan bienestar” afirma la organización en un comunicado.

Desde 1992 se celebra el Día sin Compras a nivel internacional para cuestionar el actual modelo de producción y consumo y los objetivos de maximización de beneficios de las grandes empresas.  Ecologistas en acción recuerda, además, que la mayoría de los productos se fabrican en lugares cuyas personas no podrán disfrutar de ellos y que trabajan en “condiciones de semiesclavitud”, por lo que propone un modelo que priorice la construcción colectiva, las relaciones comunitarias y el apoyo mutuo. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com