DÍA BUITRE

El día del buitre se celebra con buenos datos de recuperación pero sin bajar la guardia

Dos ejemplares del buitre negro. SEO/BirdLife

Felipe Larach. -EFEverde.- España tiene una “gran responsabilidad” en cuanto a la conservación del buitre negro, al contar con la mayor población de esta especie de aves en el mundo que desempeñan un  “papel crucial” en el ecosistema como limpiadoras del campo, han señalado varias ONG consutadas por EFEverde con ocasión de la conmemoración del Día Internacional del Buitre en el que advierten que no se debe bajar la guardia.

Con alrededor de 2.500 parejas distribuidas en 43 colonias, España cuenta con el 87% de la población europea de buitre negro, una presencia que años tras año “sigue creciendo y se encuentra en un estado favorable” ha explicado a EFEverde el coordinador de Ciencia Ciudadana de SEO/BirdLife, Juan Carlos del Moral, aunque insiste en que hay “que hacer muchos esfuerzos para que este estado no se revierta”. 

“La especie se encuentra en clara recuperación” apuntan desde la organización ecologista, que este año celebra el nacimiento de 98 pollos en Rascafría en Madrid, la cifra más alta de esta colonia desde que se tienen registro y que según SEO/BirdLife se debe a “los esfuerzos de conservación de esta especie” necrófaga.

Las Comunidades Autónomas con una mayor presencia de buitres negros son Extremadura- con 333 parejas en Sierra de San Pedro y 327 en Monfragüe (Extremadura)-, Castilla-La Mancha – 216 parejas en Cabañeros y 173 parejas en Umbría de Alcudia- y Andalucía- 138 y 136 parejas en Sierra Pelada y Sierra Norte I respectivamente-. 

Con una envergadura de alrededor de 3 metros, esta especie incluida en la categoría de “vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, es el ave más grande en España, vive alrededor de 20 años y debido a que tiene un ciclo reproductor largo, pero escaso – pone un máximo de un huevo por año- “cuando se reduce las poblaciones es más difícil de recuperar”, ha explicado el biólogo Iván Peragón.

Con el fin de evitar la extinción de la especie, la organización Grefa lleva trabajando desde 2017 en la Sierra de la Demanda (Burgos) para reintroducir el buitre negro en el Sistema Ibérico y crear un corredor que conecte las principales poblaciones de buitres del suroeste de España con las de otras partes de Europa – Turquía, Grecia y Ucrania- para que “en eventos de mortalidad puntual en algunas poblaciones, sea más probable que sobrevivan a la extinción”. 

Labor indispensable

Coincidiendo con el día de esta ave rapaz (primer sábado de septiembre), las organizaciones insisten en la importancia de reconocer el “papel crucial” de los buitres en el ecosistema, ya que al alimentarse de animales muertos limpian los campos de cadáveres “evitando así la propagación de todo tipo de enfermedades”, ha señalado Juan Carlos del Moral y recuerda que de las más de 500 especies de aves que hay en España “solo hay tres especies que actúen como carroñeras íntegramente”.

A parte del buitre negro, España acoge una gran cantidad de ejemplares de las otras especies de buitres que existen Europa, el buitre alimoche– 1.500 parejas-, el buitre leonado– alrededor de 34.000 parejas- y el quebrantahuesos – 170 parejas- y cada una está especializada en una parte de la carroña, “eliminado los cadáveres del campo de una forma rápida y efectiva”, explica Peragón

Peligros

El uso ilegal de venenos sigue siendo la principal causa de muerte de esas especies de ave, en entre 1992 y 2017 ha provocado la muerte de más de 2.700 ejemplares de buitres en España, según SEO/BirdLife. 

Además, el biólogo de Grefa advierte de los peligros que suponen los vertederos, ya que a parte de ser una fuente de alimentos “muy predecible”, encuentran otros productos como “plásticos y fitosanitarios que les pueden llegar a ocasionar la muerte” y los tendidos eléctricos mal aislados que desde el 2018 han provocado la muerte de 100 buitres leonados y 9 negros.




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com