CAMBIO CLIMÁTICO

“Después del fin del mundo”, instalaciones para imaginar el cambio climático

La obra del estudio de diseño especulativo Superflux, ''Mitigación del choque''

Ocho instalaciones inmersivas conforman una exposición del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) sobre el cambio climático titulada "Después del fin del mundo", que parte de la base de que el planeta que conocemos se está acabando e invita al espectador a imaginarse el futuro.

Después del fin del Mundo

A pesar del titulo, “Después del fin del mundo” “no es apocalíptica”, ha explicado en su presentación el director del CCCB, Vicenç Villatoro, porque “es cierto que se está acabando un mundo, pero puede empezar otro, y el mundo del futuro depende de las decisiones que tomemos hoy”.

“‘Después del fin del mundo’ está más cerca de la experiencia teatral que de la exposición”, según su comisario, Jose Luis de Vicente, y de ahí que una de las piezas centrales sea un montaje de la compañía de teatro alemana Rimini Protokoll, que tiene la virtud de hacer sentir al espectador la fragilidad de la especie humana.

El recorrido empieza con un texto del escritor de ciencia ficción Kim Stanley Robinson que nos recuerda que el 50% del ADN de nuestro cuerpo no es ADN humano, sino de los organismos que viven en nuestro interior, por lo que somos un ecosistema, igual que la Tierra.

El planeta en que vivimos

“Y recuerda: una fiebre te puede matar”, advierte Kim Stanley Robinson a los espectadores que están a punto de cruzar el umbral de la sala de exposiciones. Una vez en el interior, empieza un viaje por ocho escenas o historias sobre el planeta en el que vivimos y los futuros posibles de la Tierra, de la mano de artistas de diferentes disciplinas que trabajan con datos científicos, “pero sin bombardear con ellos”, ha puntualizado De Vicente.

El estadounidense Benjamin Grant muestra Overview, un proyecto que trabaja con imágenes tomadas por satélite para demostrar hasta qué punto la Tierra que habitamos ya no es el planeta azul y limpio de las primera fotografías, sino un espacio profundamente transformado por el hombre.

Los británicos Kate Davies y Liam Young proponen un viaje por las infraestructuras globales de la industria de la moda y exploran las consecuencias del ‘fast fashion’ o moda de usar y tirar.
Charles Lim estrena una investigación sobre su Singapur natal, un país que ha crecido ganando terreno al mar y ahora se ve amenazado por la subida del nivel del agua.
Tomás Sarraceno imagina la atmósfera como un nuevo territorio para la expansión de la humanidad, mientras el estudio de diseño-ficción Superflux nos traslada a un apartamento del 2050, que hace frente a la crisis alimentaria fruto de la crisis climática, con un sistema doméstico de producción de alimentos.

Clínica de salud ambiental

La ingeniera y artista Natalie Jeremijenko cierra la exposición con su Clínica de Salud Ambiental, que busca construir nuevas relaciones mutuamente beneficiosas entre las distintas formas de vida que conviven en la ciudad.

Todo ello hilvanado por el hilo conductor que ha creado para la ocasión el filósofo Timothy Morton, que ejerce de “Ministro del Futuro y trata de imaginar cómo desde la investigación artística se puede influir en la política”, ha indicado De Vicente.

Un ensayo-instalación en cinco capítulos del filósofo británico Timothy Mortón recorre en el Centre de Cultura Contemporànica de Barcelona (CCCB) la exposición "Después del fin del mundo", ideada como un ensayo sobre los efectos del cambio climático en el que participan artistas, escritores, diseñadores, arquitectos o filósofos que imaginan estrategias para sobrevivir en el futuro. EFE/Quique García

Un ensayo-instalación en cinco capítulos del filósofo británico Timothy Mortón recorre en el Centre de Cultura Contemporànica de Barcelona (CCCB) la exposición “Después del fin del mundo”, ideada como un ensayo sobre los efectos del cambio climático en el que participan artistas, escritores, diseñadores, arquitectos o filósofos que imaginan estrategias para sobrevivir en el futuro. EFE/Quique García

La crisis climática y sus consecuencias es un gran trauma colectivo que la sociedad tiene que asumir, según De Vicente, porque “en la segunda mitad del siglo XXI tendremos que dejar de emitir CO2 a la atmósfera y no bastará con sustituir los combustibles fósiles por energía renovable, sino que habrá que repensar los parámetros por los que nos regimos”.

Para repensar el futuro, la exposición se extenderá por Barcelona a través de Estación Ciudad, un proyecto que impulsará acciones participativas a partir de su sede en el distrito de Sant Martí. Efeverde

EFEverde de la Agencia EFE media partner de la CMNUCC en COP23

EFEverde de la Agencia EFE media partner de la CMNUCC en COP23




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com