ALMEJA FINA

Descubren que la almeja fina posee tres razas diferentes

Descubren que la almeja fina posee tres razas diferentes

Un estudio genético del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) demuestra que la almeja fina está compuesta por tres razas diferentes repartidas respectivamente en la costa atlántica, en la del Mediterráneo occidental y Túnez y en la de los mares Adriático y Egeo.

La investigación expone que esta diversidad de ejemplares de almeja fina (Ruditapes decussatus) “pudo surgir a raíz de los cambios climáticos que tuvieron lugar como consecuencia de las glaciaciones durante el periodo del Pleistoceno“, ha explicado el científico del CSIC Carlos Saavedra, del Instituto de Acuicultura Torre de la Sal (Castellón).

El análisis de más de 400 ejemplares capturados en 11 poblaciones naturales de la especie repartidas entre Bretaña, Francia y Turquía certifica que “la raza más diferenciada es la del Adriático y el Egeo, que presenta variantes genéticas exclusivas en varios de los genes analizados”, ha destacado Saavedra.

El estudio, publicado por el último número de la revista “Molecular Phylogenetics and Evolution”, sugiere que las diferencias en la especie pueden haberse mantenido hasta la actualidad debido a la incompatibilidad reproductiva entre las tres razas y como consecuencia de una adaptación a características específicas del hábitat en cada una de las zonas.

Una de las principales amenazas, que pueden conducirlas incluso a la desaparición, es el marisqueo, que ha llevado al agotamiento de muchos bancos naturales del molusco.

Ante esta situación, los especialistas exploraron la posibilidad de repoblar las zonas agotadas con almejas juveniles de otros países, como Túnez, Portugal o Italia.

Los principales inconvenientes para su cultivo son dos: una tasa de crecimiento lenta y la Perkinsosis, una enfermedad parasitaria que puede provocarles la muerte”, ha advertido Saavedra, para quien estos inconvenientes “podrían resolverse con programas de selección genética adecuados”.

Los resultados del documento pueden beneficiar la conservación de los recursos de la almeja fina y su gestión, ya que se trata de una especie apreciada para el consumo en España y de hecho la que mayor precio alcanza en el mercado (hasta 60 euros por kilo), según han informado fuentes del CSIC.




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies