CIENCIA MAR

Descubren una nueva especie de babosa en la playa de La Caleta de Cádiz

Atardecer en el paseo marítimo de la playa gaditana de la Caleta. EFE/Jorge Zapata.

Investigadores del departamento de Biología de la Universidad de Cádiz aseguran haber descubierto una nueva especie de babosa en la playa de La Caleta, en la capital gaditana, a la que han denominado “runcina caletensis”.

Desarrollo del proyecto

Según un comunicado de la Universidad de Cádiz, este hallazgo se enmarca en el desarrollo del proyecto BioCaleta, financiado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica.

La descripción de la nueva especie se encuentra incluida dentro de un estudio europeo más amplio que aborda por primera vez las relaciones filogenéticas del grupo al que pertenece esta pequeña babosa de mar (orden Runcinida).

El trabajo se ha publicado en la revista Zoological Journal of the Linnean Society y se ha llevado a cabo en colaboración con investigadores de las universidades Autónoma de Madrid, de Barcelona, de Bergen (Noruega), y responsables del Museo de Historia Natural del Salento (Lecce, Italia).

Babosas de mar

Estos pequeños moluscos, que miden entre tres y cuatro milímetros, viven entre algas coralináceas de la zona intermareal y “poseen una coloración general ocre o amarillento translucidos, con dos líneas longitudinales negras sobre la cabeza y con manchas negras en la región posterior del dorso”, según el catedrático de Zoología, Juan Lucas Cervera.

También tienen pequeñas manchas blancas y amarillas dispersas por todo el cuerpo, manchas blancas en los lóbulos de la cabeza, detrás de los ojos y en la superficie ventral anterior del pie. Además, cuentan con un semicírculo blanco y en la región posterior del pie exhibe una banda oscura en el centro.

Esta investigación, además de dar a conocer la “runcina caletensis”, ha permitido el restablecimiento de la validez de otra especie, la “runcina aurata”, descrita en 1986 en diferentes localidades del litoral de las provincias de Cádiz y Málaga, y que desde 1991 había sido invalidada.

También ha posibilitado la descripción de otra especie nueva de las costas marroquíes y que se ha dedicado a la localidad de Tánger (la “runcina tingensis”).

Estas tres habían sido identificadas inicialmente bajo el nombre de” runcina coronata”, pero el uso de técnicas de biología molecular ha puesto de manifiesto que son tres especies diferentes a pesar de que externamente son bastante difíciles de distinguir entre sí, según esta investigación. EFEverde.

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com