-BIOLOGÍA MARINA

Descubren que las esponjas marinas cambian su vitelo para sobrevivir al clima

Fotografía facilitada por Oceana de una esponja carnívora (Asbestopluma hypogea)

Investigadores del Departamento de Biología Animal y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad (IRBio) de la Universidad de Barcelona (UB) han identificado una estrategia excepcional de las esponjas marinas para sobrevivir en latitudes antárticas y tropicales cambiando su vitelo.

El vitelo es la gran reserva energética de los embriones en desarrollo y las larvas de los animales, incluidos los invertebrados marinos, en los que suelen tener una composición heterogénea, con una mezcla de elementos proteicos y lipídicos.

El estudio de la UB revela que la esponja marina ‘Mycale acerata’, común en latitudes antárticas, genera un vitelo completamente lipídico, una estrategia de supervivencia que podrían compartir otras esponjas en las latitudes polares del mar de Ross y las islas Shetland del Sur.

Según los investigadores, las esponjas producen este vitelo completamente lipídico para favorecer el desarrollo rápido de la larva y aumentar así las posibilidades de supervivencia de la especie en las frías aguas del océano Austral.esgo, Conxita Ávila, Sergi Taboada, Laura Sánchez y Joan Solà.

Según ha explicado Ana Riesgo, “todas las larvas de las esponjas marinas son lecitotróficas, es decir, con una gran cantidad de vitelo nutritivo, del que dependen durante todo su desarrollo”.

Pese a ello, hasta ahora no se había estudiado cómo cambia el vitelo según las condiciones del hábitat natural de las esponjas, que son organismos filtradores de gran valor ecológico en los ecosistemas marinos.

“En nuestra investigación -según Riego- hemos analizado por primera vez la naturaleza del vitelo en dos especies de esponjas marinas relacionadas filogenéticamente, pero de hábitats diferentes: la Mycale acerata, típica de latitudes antárticas, y la Mycale laevis, que abunda en los mares tropicales”.

Los científicos del IRBio han estudiado las poblaciones de esponjas en las costas antárticas de la isla de Decepción, en el archipiélago de las Shetland del Sur, donde abundan en aguas poco profundas y se alimentan de bacterias, diatomeas y materia orgánica en suspensión.

Según el estudio, un vitelo lipídico podría explicar parte del gran éxito evolutivo de esta especie en las frías aguas antárticas.

“Este vitelo lleva mucho más potencial energético que el proteico, se metaboliza más rápidamente y permite que la larva crezca más rápido”, ha indicado Riesgo.

En las fases iniciales del crecimiento juvenil, cuando la larva acaba de asentarse y es más vulnerable, este tipo de vitelo le permite conseguir más rápido una medida suficiente para sobrevivir a los depredadores y desarrollar un sistema acuífero rápido para empezar a filtrar y, por tanto, alimentarse.

“Con un verano antártico corto -ha dicho la investigadora-, esta estrategia favorece una mejor adaptación de la especie a las condiciones ambientales para aprovechar mejor los recursos y enfrentarse al invierno austral”.

Alejada de las costas polares, la esponja Mycale laevis abunda en arrecifes coralinos de mares tropicales y produce un vitelo heterogéneo con una mezcla de lípidos, proteínas e incluso glucógeno.

En esta especie, sólo un 30 % de la reserva energética de larvas y embriones es de naturaleza lipídica.

“Los ecosistemas marinos del trópico también son extremos – ha puntualizado Riesgo-, porque no hay una disponibilidad alta de nutrientes para las esponjas”.

En estas circunstancias, un vitelo con esta composición mixta les permite aguantar más tiempo en la columna de agua y tener una capacidad de dispersión mayor para lograr esconderse bajo los corales y protegerse así de sus depredadores naturales. EFE




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com