PALEONTOLOGIA HALLAZGO

Descubierta una patología ósea en un felino prehistórico

Descubierta una patología ósea en un felino prehistórico

Un equipo de paleontólogos muestra la primera evidencia de una patología ósea en la extremidad anterior de un félido "dientes de sable" del tamaño de un leopardo, el Promegantereon ogygia, que vivió hace 9 millones de años.

El descubrimiento se ha producido en el yacimiento paleontológico de la Roma 2, situado en la localidad turolense de Alfambra, el mismo lugar donde hace pocas fechas el mismo equipo presentaba el descubrimiento de Teruelictis: una nutria terrestre desconocida para la ciencia.

Según un comunicado de la Fundación Dinópolis, la investigación sobre el “dientes de sable” ha sido publicada en la prestigiosa revista americana “The Anatomical Record” e identifica la patología en un radio derecho (hueso del antebrazo) que constituye el único fósil de este animal encontrado hasta ahora no sólo en el yacimiento, sino en toda la Cuenca de Teruel.

La pata delantera muestra un grueso recrecimiento óseo (exostosis) en su cara anterior, causado por la lesión y la posterior osificación del tendón del músculo abductor pollicis longus, uno de los principales extensores y abductores del dedo pulgar.

No está claro qué pudo provocar la lesión de este músculo pero los paleontólogos detallan en este trabajo que esta patología afectó notablemente a las condiciones de vida del animal, ya que disminuyó su capacidad para agarrar o arañar con la pata derecha, una acción necesaria tanto para cazar como para trepar a los árboles.

De esta forma, el animal no sólo vio mermadas sus capacidades para atrapar presas, para su alimentación sino que también fue incapaz de trepar a los árboles para, por ejemplo, escapar del ataque de otros depredadores de mayor talla que poblaban la zona, como el gran félido “dientes de sableMachairodus aphanistus, del tamaño de un tigre.

No se ha podido establecer todavía si el Promegantereon ogygia consiguió recuperarse de su patología o si, por el contrario, fue la causa de su muerte.

Quizás futuras excavaciones en el yacimiento de La Roma 2 proporcionen más fósiles que puedan aclarar este enigma. EFEverde

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies