NATURALEZA ARAÑA

Descubiertas cuatro nuevas especies de arañas en la Sierra de Guadarrama

araña Recurso de archivo EFEverde

Madrid  (EFE).- Investigadores de la Universidad de Alcalá (UAH) han localizado en la Sierra de Guadarrama cuatro nuevas especies de arañas, y otras dos ya conocidas por la ciencia pero halladas por primera vez en la Península Ibérica.

El descubrimiento forma parte de un estudio publicado recientemente en la revista ‘Zookeys’, dentro del proyecto para el estudio del Medio Subterráneo Superficial (MSS) en la Sierra de Guadarrama, indica la UAH en un comunicado.

De las cuatro nuevas especies, tres pertenecen a la familia de los linífidos, “un grupo muy diversificado de arañas con más de 4.000 especies en todo el mundo y de muy pequeño tamaño”, señala Alberto Jiménez, profesor del departamento de Ciencias de la Vida de la UAH y uno de los autores del estudio.

Jiménez indica que estas arañas “suelen tejer sus telas entre las ramas de árboles, arbustos o hierbas” y “muchas habitan a nivel del suelo, entre la hojarasca”.

“Es un grupo que ha colonizado exitosamente el medio subterráneo, con numerosas especies adaptadas a las peculiares condiciones de este hábitat”, explica el investigador.

La cuarta especie nueva es un hahnido, “familia menos diversificada que la anterior y compuesta por arañas de pequeño tamaño que suelen tejer sus telas a nivel del suelo”.

Este proyecto de investigación ha recolectado 42 especies de arañas: algunas, como señalan los investigadores, muy abundantes en el MSS de la Sierra de Guadarrama y otras ‘accidentales’, aunque no por ello menos interesantes para el estudio.

Junto a las cuatro nuevas especies también se citan otras dos que, si bien ya eran conocidas, se han registrado por primera vez en la Península Ibérica y, además, 32 especies se registraron por primera vez en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Tras todos los hallazgos realizados, lo que se pone en evidencia es que la investigación llevada a cabo en el MSS de la Sierra de Guadarrama ha deparado notables y numerosas novedades sobre el conocimiento de su biodiversidad.

“Las arañas probablemente sean los principales depredadores en este hábitat”, señala Jiménez, que agrega que “además, al ser depredadores de carácter generalista, su papel en la red trófica del MSS es fundamental”.

El investigador de la UAH explica que si bien las arañas “suelen ser mucho más abundantes y diversas” incluso que lo demostrado en el MSS de la Sierra de Guadarrama, “el medio subterráneo impone unas condiciones muy concretas a las que las especies se tiene que adaptar, y no todos los grupos lo han hecho de igual manera”.

“En concreto, hay una escasez de materia y energía en comparación con el exterior y esto hace que las comunidades tengan que ser necesariamente más simples”, señala.

En opinión de Jiménez, la explicación a que en el estudio se hayan localizado “especies poco conocidas y consideradas como raras en su sentido más amplio” radica en que “tradicionalmente no se han buscado ni en el hábitat ni con las técnicas correctas”. EFE
mca/jlc




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com