Alerta por derrame de 2,7 millones de litros de aguas residuales en Miami

EEUU MEDIOAMBIENTE

Alerta por derrame de 2,7 millones de litros de aguas residuales en Miami

Alerta por derrame de 2,7 millones de litros de aguas residuales en Miami El derrame afecta a zonas de playas / ACAN-EFE/ LA PRENSA/BERNARDINO FREIRE

Las autoridades de Miami-Dade alertaron este lunes del derrame de cerca de 720.000 galones (2,7 millones de litros) de aguas residuales al mar, a causa de un desperfecto en una estación de bombeo en la zona noreste del condado.

El Departamento de Agua y Alcantarillado del condado de Miami-Dade (WASD) aconsejó evitar pescar y bañarse en el área afectada, que afecta a una zona de playas muy turística.

Las aguas residuales se derramaron hacia un desagüe que conduce hacia esas áreas debido a un fallo mecánico en una estación de bombeo, recogió el diario El Nuevo Herald.

Dos días para comprobar la limpieza del agua

Las autoridades van a constatar durante dos días consecutivos que las aguas están suficientemente limpias antes de retirar el alerta.

Tanto el Departamento de Salud de Florida como el de Regulación y Recursos Económicos recogen durante este tiempo muestras de agua para verificar su limpieza.

Cambio en las políticas ambientales

Cuando asumió el pasado 8 de enero como gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis se comprometió a afrontar los “acuciantes problemas medioambientales” del estado, especialmente en lo que se refiere al agua, y ya ha dado pasos concretos en esa dirección.

La semana pasada recomendó la asignación de una partida presupuestaria de más de 625 millones de dólares para la protección de los recursos hídricos del estado, incluyendo la restauración de la reserva de los Everglades.

Según un comunicado oficial, su objetivo es que al final de su mandato de cuatro años, la inversión hecha para proteger el agua del estado totalice más de 2.500 millones de dólares.

Ello supondría 1.000 millones de dólares más de lo invertido durante los cuatro años del segundo mandato consecutivo del anterior gobernador, el también republicano Rick Scott, que fue criticado por su escaso interés en el medio ambiente.

Ya en su mensaje de asunción del cargo, DeSantis, de 40 años, marcó distancias con su antecesor en materia de medioambiente.

Nuestro potencial económico estará en riesgo si no resolvemos los problemas que afectan a nuestros recursos hídricos y el medioambiente”, dijo DeSantis en su discurso de asunción.

Además de prometer luchar contra las algas tóxicas, las descargas de desechos en el mayor lago del estado y proteger la enorme reserva natural de los Everglades, DeSantis se comprometió a “dejar Florida a Dios mejor de lo que la encontramos”. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com