Delegación española en COP19 augura “largas negociaciones” hasta final cumbre

Delegación española en COP19 augura

Varsovia (EFEverde).- El secretario de Estado español de Medio Ambiente, Federico Ramos, considera que aún quedan "demasiados" temas abiertos que negociar en la fase política que se abrió ayer en la conferencia del cambio climático (COP19) de Varsovia, lo que augura "largas negociaciones" hasta el final de la cumbre.

“Veo voluntad de hacer cosas, pero es difícil concretar” los diferentes temas que hay sobre la mesa, explicó a Efe el secretario de Estado, quien está al frente de la delegación española en la COP19 hasta la incorporación mañana del ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.

Ramos recordó que hay muchas cuestiones a nivel técnico que no se han cerrado durante la primera fase de la cumbre, lo que supone que los titulares del ramo tendrán muchos temas abiertos en el tramo ministerial que debería concluir el próximo viernes.

Los acuerdos de la Plataforma de Durban son una de las claves en las conversaciones que se desarrollan en Varsovia, aunque, según la delegación española, la noticia positiva es que el segundo borrador presentado hoy “supone una mejora” respecto del anterior, “aunque todavía sigue teniendo problemas”, reconocieron.

El nuevo texto, explicaron, incorpora más elementos sobre la reducción de emisiones a corto plazo y también hasta 2020, una de las prioridades de la Unión Europea, para la que es clave lo que se acordó en Durban y su desarrollo.

La Plataforma de Durban es el nombre del conjunto de acuerdos alcanzados en la COP17, celebrada en 2011 en esa ciudad sudafricana, e incluye un segundo periodo del Protocolo de Kioto, el mecanismo que debe regir el Fondo Verde para el Clima y una hoja de ruta para un nuevo acuerdo global.

Sin embargo, el asunto más espinoso en lo que va de COP19 son las ayudas económicas a los lugares que sufren los efectos del cambio climático, el llamado “mecanismo de daños y pérdidas” para atender a países en desarrollo en caso de desastre.

Hoy el Grupo de los 77 (G77, países en desarrollo y emergentes) más China bloqueaban las negociaciones, al considerar que no se están concretando las ayudas a los Estados que padecen estos efectos, tan destructivos como el tifón Yolanda que recientemente arrasó Filipinas.

Por su parte, las naciones más industrializadas abogan por posponer la cuestión de quién debe pagar una indemnización por los fenómenos climáticos extremos hasta después de 2015.

La financiación de medidas contra el cambio climático es el otro gran caballo de batalla de la COP19, “sobre todo la negociación de financiación a largo plazo”.

Hace tres años se llegó a un compromiso para movilizar 100.000 millones de euros anuales con este fin, aunque ahora queda decidir los próximos plazos y mecanismos.

Las negociaciones sobre el cambio climático se encuentran ante el gran reto de sentar las bases para un acuerdo vinculante en la cumbre de París de 2015, que incluya objetivos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para todos los países.

Intensas negociaciones en una cumbre que hoy veía cómo su presidente y hasta ahora ministro polaco de Medio Ambiente, Marcin Korelec, era cesado sin esperar al final de la COP19, algo que las organizaciones ecologistas calificaron de falta de respeto y reflejo de la verdadera actitud de Polonia, país anfitrión y con fuerte dependencia del carbón, ante el reto del cambio climático.

Las ONG piden respuestas a la “emergencia planetaria”

Las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) ActionAid, Friends of the Earth (Europe), Greenpeace, Christian Aid, Oxfam, International Confederation of Trade Unions y WWF han pedido en la Cumbre del Clima una respuesta contundente para luchar contra el cambio climático y reducir las emisiones de gases contaminantes.

“Los políticos tienen que escuchar las recomendaciones de los científicos sobre reducción de emisiones”, dijo hoy a Efe el director ejecutivo de Greenpeace International, Kumi Naidoo.

En concreto Greenpeace reclama a los gobiernos reunidos en Varsovia que actúen siguiendo las indicaciones del IPCC para evitar un cambio climático catastrófico.

Naidoo criticó la “falta de urgencia” de los gobernantes a la hora de acordar medidas contra el cambio climático, y sostuvo que detrás de la falta de avances en la conferencia de Varsovia se esconden los intereses de la poderosa industria del carbón.

“Parece como si esta cumbre buscase lavar la cara al carbón”, dijo, sobre todo si se tiene en cuenta que el país que acoge esta cita, Polonia, es uno de los estados más dependientes de este fósil para su economía (más del 90% de su electricidad se genera gracias a este combustible) a pesar de que más del 70% de su población pide la implementación de fuentes de energía más limpias.

Las citadas ONG recordaron hoy en un comunicado conjunto presentado en la cumbre de Varsovia que las actividades humanas son las principales causantes del cambio climático, en especial la quema de combustibles fósiles.

El cese en plena COP19 del ministro polaco de Medio Ambiente y presidente de la cumbre, Marcin Korolec, también es visto desde Greenpeace y el resto de organizaciones como una falta de respeto a las importantes negociaciones que se desarrollan en esta conferencia.

Para Nadoo “esta cumbre arrancó con pocas expectativas”, a pesar de la urgencia de que los gobiernos sean más ambiciosos en sus objetivos de reducción de emisiones y aseguren la financiación y la tecnología prometida para los países más vulnerables.

Al mismo tiempo, las ONG exigen mayor protección para las poblaciones amenazadas por el cambio climático a través de un “mecanismo de daños y pérdidas”, precisamente uno de los escollos en las negociaciones que se llevan a cabo en esta COP19.

“Varsovia debería significar un paso adelante para una transición justa, un viraje social y económico hacia un futuro más sostenible”, dice el comunicado emitido por estas organizaciones.

“Los gobiernos deberían dar pasos concretos para eliminar subvenciones a empresas que trabajen con energías sucias y apoyar con fondos globales medidas encaminadas a garantizar el suministro de energías limpias y asequibles para los más necesitados, así como asegurar la financiación para medidas de adaptación y establecer un mecanismo de compensación por daños y pérdidas”, añade el texto.

Para el máximo responsable de Greenpeace, hasta ahora los gobiernos no han apostado por el desarrollo sostenible, lo que provoca frustración de la sociedad civil, especialmente cuando vemos que las emisiones se encuentran en un máximo histórico”. EFE

nt/mlg

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies