BRASIL DEFORESTACIÓN

Contra la deforestación, semillas, el reto de un parque nacional de Brasil

Contra la deforestación, semillas, el reto de un parque nacional de Brasil Semillas contra la deforestación, el reto de un parque nacional de Brasil. EFE/Fernando Bizerra jr

Isadora Camargo Ortiz.- EFEverde.-  Consumido por las llamas de un reciente incendio, el parque nacional de la Chapada dos Veadeiros, en Brasil, sufre con el avance de la agricultura y la especulación inmobiliaria, pero su deforestación intenta ser revertida ahora mediante la recolección de semillas.

Considerado como un “refugio” del cerrado (sabana brasileña), la reserva ubicada en el interior del estado de Goiás (centro-oeste) vió aniquilado el 26 % de su territorio por las llamas en el mayor incendio de su historia, ocurrido en octubre de 2017, y busca ahora “renacer” entre las cenizas.

Declarado Patrimonio Natural en 2001, el parque es considerado una de las unidades de conservación más importantes de América Latina con aproximadamente 12.000 especies diferentes, según el Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad ICMBio.

Drástica reducción del territorio

No obstante, el área del parque se ha encogido progresivamente en los últimos años y ha pasado de 625.000 hectáreas desde su creación, en 1961, a 65.000 hectáreas, en 2016.

Tras la drástica reducción y ante la presión de ambientalistas, el Gobierno firmó un decreto el año pasado que amplió a 240.000 el área total del parque.

En la lucha por la preservación del territorio, el ICMBio y la Asociación de Colectores de Semilla ‘Cerrado de Pie’ iniciaron en 2009 un programa, que todavía está en fase experimental, para el “rescate” de la región a través de la reforestación a pequeña escala.

La iniciativa busca recuperar parcelas de tierra del cerrado que se han visto perjudicadas por la acción del hombre y para ello, el proyecto decidió ofrecer una renta a algunas familias para que substituyeran la agricultura por la colecta y plantación de semillas en los espacios que necesitan ser recuperados.

Los agricultores que veían la planta como un obstáculo empezaron a verla como una fuente de renta sostenible, ya que las familias dejan de desforestar con la agricultura y empiezan a recolectar semillas“, explicó a Efe Claudomiro Cortes, presidente de la Asociación.

Implicación de la comunidad 

Cortes cuenta que, entre 2009 y 2016, la Asociación entrenó a 66 familias, las cuales dejaron la agricultura tradicional para dedicarse a plantar especies nativas que “nacen rápidamente”.

La implicación comunitaria “fue fantástica” y las familias percibieron que el nuevo trabajo, además de sostenible, se había convertido en su principal fuente de renta.

Hasta el momento, el proyecto experimental ya ha restaurado 105 hectáreas del bioma, el equivalente a 105 estadios de fútbol.

Están imitando la regeneración natural, lo que ya ha traído un impacto en la fauna y la flora del lugar. Después de que se recupera una parte del área, especies vegetales y animales resurgen en el espacio”, mencionó Cortes.

Grandes expectativas de conservación

De acuerdo con el director del ICMBio, Fernando Tatagiba, cerca del 50 % del cerrado se ha extinguido, pero, a través de la restauración ecológica y el aumento del área del parque, hay una “gran expectativa” para la conservación de ese ecosistema.

semillas contra la deforestación en Brasil

El presidente de la Asociación de Colectores de Semilla ‘Cerrado de Pie’, Claudomiro Cortes, muestra lo conseguido. EFE/Joédson Alves

Actualmente, el parque tiene una vegetación rasa, con rocas de más de mil millones de años y 466 nacientes de agua.

En la región, senderos de 2 a 12 kilómetros llevan a cascadas como la del Mirador de la Ventana, formación rocosa que se asemeja a una ventana, desde donde puede divisarse la caída de agua de los Saltos del Río Negro.

Con fama de esotérica

La Chapada es reconocida como una importante cuna hidrográfica nacional y tiene fama esotérica especialmente por la leyenda del ‘paralelo 14’, línea imaginaria que atraviesa Machu Picchu, en Perú, y que también corta el municipio de Alto Paraíso, donde se concentra el 40 % del área del parque.

Situada sobre una enorme placa de cuarzo, Alto Paraiso está rodeado de cristales y piedras místicas que relucen entre las aguas de las cascadas y encantan a los visitantes.

El destino, situado a 230 kilómetros de Brasilia, recibe cerca de 60.000 visitantes al año e impulsa el turismo de la región centro-oeste del país. EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies