PARAGUAY M.AMBIENTE

“Mano dura contra la deforestación”, una promesa del nuevo titular de Ambiente de Paraguay

  • Mantendrá la Ley de Deforestación cero y fomentará tecnologías de tratamiento de residuos hídricos.

Zona deforestada del Alto Paraguay, EFE/Andrés Cristaldo

Rolando de Barros, que asumió hoy como nuevo titular de la Secretaría del Ambiente (Seam) de Paraguay -un día después de que el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, destituyera a su antecesora, María Cristina Morales, que recibió duras críticas durante su gestión- ha asegurado hoy a EFE que aplicará "mano dura" contra la destrucción de bosques, que alcanza en su país una de las tasas más altas del mundo.

“Vamos a aplicar las leyes contra la deforestación con mano dura y con multas ejemplares a quienes las incumplan”, afirmó De Barros.

Explicó que mantendrá la Ley de Deforestación Cero, que impide la tala de masa boscosa en la región oriental del país, y rige hasta el año 2018.

La región occidental, no afectada por la ley, alcanza una de las tasas de deforestación más elevadas del mundo según la organización ambientalista Guyra Paraguay, pese a que algunas de sus zonas han sido declaradas como reserva de la biosfera por Naciones Unidas.

En esta región, el ministro dijo que incrementará la vigilancia para que se respete el 25 % de reserva de bosque en los terrenos que se acojan a las leyes de cambio de uso, que amparan a muchas explotaciones agrícolas y ganaderas en la zona.

La polémica del Chaco

En la región occidental se encuentra también el Parque Nacional Defensores del Chaco, objeto de polémica en las últimas semanas por un proyecto de prospecciones geológicas que el Ministerio de Obras Públicas paraguayo quiere desarrollar en la zona.

Al respecto, De Barros aseguró que “a finales de enero o comienzos de febrero” se celebrará una audiencia pública para cumplir con la obligación de consultar a las comunidades indígenas que habitan en la zona acerca del proyecto.

El área es refugio de los indígenas ayoreo (totobiegosode), parte de los cuales se mantiene en aislamiento voluntario y constituye el último pueblo indígena americano no contactado fuera de la Amazonía.

Miembros de la comunidad ayoreo fuera del aislamiento cesaron este martes el corte de carretera que mantenían en el departamento de Boquerón, al noroeste del país, para protestar contra el proyecto.

La contaminación hídrica, otra prioridad

Por otra parte, De Barros expresó su preocupación por la “contaminación hídrica” que afecta tanto a la bahía de Asunción como a la cuenca del lago Ypacaraí, uno de los principales atractivos turísticos de Paraguay.

En los últimos años el lago se ha visto afectado por la contaminación de sus aguas, hasta el punto de que las autoridades prohibieron el baño en la temporada veraniega de 2013.

La Seam dará “un corto plazo de tiempo” a las industrias que realizan vertidos en el lago y sus afluentes para “adoptar tecnologías de tratamiento de residuos que se adecúen a la ley”, dijo De Barros.




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies