UE MEDIOAMBIENTE

La Eurocámara pide dar más protección a los defensores ambientales

Recurso de archivo. EFE/Jean-Christophe Bott

La Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara dio luz verde este viernes a un informe sobre cómo el cambio climático amenaza el disfrute de los derechos humanos e instó a la Unión Europea (UE) a dar más protección a los defensores ambientales.

La propuesta de resolución, que irá al pleno de abril, fue aprobada hoy con 53 votos a favor, 10 en contra y 4 abstenciones.

Mientras trabajan por salvar a sus comunidades locales, los activistas se enfrentan a “abusos, intimidación, violencia y asesinatos en muchas zonas rurales aisladas, y en un clima de casi total impunidad”, relata el informe.

En 2019, hasta 212 defensores del medio ambiente fueron asesinados, cifra que ascendió hasta las 331 muertes en 2020, según un estudio de Global Witness.

Un incremento que está relacionado con la crisis sanitaria porque las medidas adoptadas, como el confinamiento, “han favorecido los excesos, las persecuciones y la represión contra los defensores”, lamentó en declaraciones a EFE la ponente del informe, la eurodiputada española Soraya Rodríguez (Renew).

Los eurodiputados instan por tanto al club de los Veintisiete a que la lucha contra la impunidad de los delitos medioambientales a nivel mundial sea una de sus prioridades en materia de política exterior.

Rodríguez subrayó que los defensores, que a menudo son miembros de diversas comunidades indígenas, “no protegen su propio hábitat”, sino la biodiversidad y, por ende, los derechos de todos, incluidos los de los ciudadanos europeos .

Los efectos de la crisis climática

El disfrute del derecho a la vida, al agua potable, a la alimentación o a la salud están en juego en países o poblaciones más vulnerables a causa del cambio climático, al igual que el derecho a la vivienda, ya que el deterioro del hábitat provoca desplazamientos de la población.

Los eurodiputados sostienen que la Unión Europea (UE) debería apoyar más a las personas desplazadas por el cambio climático que ya no pueden vivir en sus lugares de residencia, por ejemplo, a causa de las inundaciones, la sequía o la destrucción de tierras.

Otro de sus efectos ha sido la pandemia de la COVID-19 que, según Rodríguez, tiene una “conexión directa” con el deterioro de los ecosistemas, que actúan como “muros de contención” para que los virus no salten a los humanos.

“Si no actuamos de forma rápida, enérgica, con responsabilidad no será la última pandemia”, alertó la diputada de Renew, a lo que añade que la crisis sanitaria es la que ha tenido una “gravedad enorme” pero no ha sido la primera, sino “una más”.

Además, apuntó que el planeta subsistirá sin el ser humano, pero la especie humana no lo hará con la degradación ambiental, el agotamiento de los ecosistemas y la extinción masiva de especies, ”una realidad clara”, en aquellos países o poblaciones más vulnerables.

En opinión de Rodríguez, hay que hablar del cambio climático como un problema que va “directamente vinculado” con los derechos de los ciudadanos y de las futuras generaciones.

“Cuando hablamos de cambio climático, de protección de los ecosistemas, de la biodiversidad decimos que es para salvar al planeta, no es verdad. Es para salvarnos a nosotros mismos”, zanjó. EFEverde

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com