DERECHO MEDIOAMBIENTAL

En la defensa medioambiental importa más lo preventivo, dice López Guerra

En la defensa medioambiental importa más lo preventivo, dice López Guerra El Instituto Internacional del Ombudsman trata en Vitoria la defensa ambiental. EFE/David Aguilar

En la defensa del medio ambiente es "más importante la actuación preventiva" de las administraciones que la "reparadora" de una sentencia contra un hecho concreto, ha dicho hoy Luis López Guerra, catedrático de Derecho Constitucional y exmagistrado del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

López Guerra ha participado hoy en un encuentro en Vitoria organizado por el Instituto Internacional del Ombusdman sobre “La buena gobernanza ambiental: el papel de las instituciones ombuds en la defensa de los derechos mdioambientales”.

Durante su ponencia, el que fuera también vicepresidente del Tribunal Constitucional ha recordado que en el Convenio Europeo de Derechos Humanos no existe reconocido como tal un derecho fundamental a un medio ambiente saludable y sostenible, pero que pese a ello el TEDH ha sentado jurisprudencia en torno a esta cuestión.

Sus resoluciones se han basado en que algunos tipos de degradación ambiental, del aire o por ruido, principalmente, conllevan consecuencias graves para las personas, y en la falta de información de las administraciones sobre los riesgos que pueden suponer vulneraciones de derechos como a la vida.

López Guerra ha recordado que sobre esta materia se habla como un derecho de tercera generación, pero ha matizado que la defensa del medio ambiente “afecta a los derechos de primera generación, a los derechos civiles clásicos”.

Nivel de protección “muy razonable”

Ha insistido en que pese a que no hay reconocido un derecho al medioambiente el nivel de protección es “muy razonable” a través de la defensa de otros derechos que se pueden ver afectados por cuestiones medioambientales.

El presidente del Instituto Internacional del Ombudsman (International Ombudsman Institute, IOI) y defensor del pueblo de la República de Irlanda, Peter Tyndall (d), junto al lehendakari, Iñigo Urkullu (i), y la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, en inauguración del simposio.  EFE/ David Aguilar

El catedrático ha recalcado que lo fundamental en esta materia es el papel preventivo de los poderes públicos, aunque ha reconocido que sentencias como las del TEDH tienen relevancia más a medio y largo plazo por la jurisprudencia que crean, aunque no tanto por “su eficacia en los casos concretos”.

En este sentido ha recordado la resolución del tribunal europeo sobre el denominado caso López Ostra (sentencia Estrasburgo depuradora aguas 1994), el referente a la demanda puesta en la década de 1990 por una vecina de Lorca (Murcia) por el defectuoso funcionamiento de una planta de tratamiento de basuras.

López Guerra ha citado que mientras que la sección correspondiente del Constitucional español, que él mismo presidía, no admitió a trámite la denuncia, el TEDH consideró que unas malas condiciones medioambientales afectaban al derecho a una vida privada y familiar y al domicilio.

En el País Vasco

En la apertura de las jornadas, el Ararteko (Defensor del pueblo vasco), Manuel Lezertua, ha dicho que el objetivo de este encuentro es analizar el trabajo de las Defensorías del Pueblo para promover el derecho de las personas al medio ambiente y “a la buena gobernanza ambiental, mediante el refuerzo de la transparencia y el acceso pleno a la información, la participación ciudadana que asegure la influencia en las decisiones ambientales y el acceso a la justicia ambiental“.

A juicio de Lezertua, las instituciones “ombuds” son, y seguirán siendo, “un instrumento fundamental para la mejora del control de la contaminación y de cómo afrontar los severos retos ambientales, como el cambio climático o la pérdida de los recursos naturales y de la biodiversidad, que afectan ya a todas las personas que actualmente habitan en este Planeta, en quienes recae la responsabilidad de preservar el legado que se dejará a las futuras generaciones”.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha señalado que su Gobierno entiende el medio ambiente “como un factor de prosperidad y bienestar” y que por ello mantiene un “compromiso con una política ambiental responsable con los objetivos de un desarrollo sostenible”.

Urkullu ha añadido que las administraciones públicas deben ser ejemplares y que por ello el Gobierno Vasco ha desarrollado el programa de compra y contratación pública verde de Euskadi y que se ha comprometido en simplificar y agilizar la tramitación de procedimientos de gestión ambiental. EFEverde

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies