CRISIS CLIMÁTICA

Millones de jóvenes en huelga global para pedir acción ante crisis climática

Millones de jóvenes tomaron este viernes las calles de más de 150 países para exigir contundencia ante la crisis climática, en el marco de una huelga global cuyo acto central fue una multitudinaria movilización en Nueva York.

La denominada “Global Climate Strike” o “Huelga del Clima” se extendió por todo el mundo, comenzando por Australia, donde más de 300.000 jóvenes corearon proclamas como “no existe un Planeta B”, a la que siguieron masivas manifestaciones en África, un continente especialmente vulnerable al cambio climático, Asia, Europa y América.ç

La movilización central tuvo lugar en la plaza Foley de Nueva York, donde miles de estudiantes -60.000 según las autoridades y 250.000 según los organizadores- se sumaron a la iniciativa con consignas como “¿Qué queremos? ¡Justicia climática! ¿Cuándo la queremos?, ¡ya!”.

Más de 5.000 acciones de protesta han sido convocadas dentro esta jornada “Global Climate Strike”, como pistoletazo de salida de una agitada semana de movilizaciones y huelgas, del 23 al 27 de septiembre, coincidiendo con la cumbre de acción climática convocada por la ONU en Nueva York.

Asia, África, Europa, América… Las protestas se han dejado sentir a lo largo de todo el globo, desde Kenia hasta Uganda y Nigeria, pasando por la amenazada Asia, con su multitud de pequeños territorios asiáticos insulares y países como India o Pakistán, hasta Europa.

En la ciudad de Nueva York, que acoge la cumbre climática hasta donde se ha trasladado la adolescente sueca Greta Thunberg que ha inspirado a miles de jóvenes en el mundo con sus protestas, las manifestaciones este viernes los jovenes marcharon para pedir medidas contra el cambio climático.

América,

“Somos una ola de cambio. Juntos y unidos somos imparables. Así es el poder del pueblo (…). Haremos que los principales responsables de esta crisis respondan ante la justicia”, afirmó la activista sueca de 16 años Greta Thunberg, quien se ha convertido en un icono de la lucha contra la crisis climática, en la clausura del acto en Nueva York.

También participaron activistas como la estadounidense Alexandria Villaseñor, de 14 años, y la mexicana Xiye Bastida, de 17, así como la brasileña Sonia Guajajara, quien denunció en Nueva York que el Gobierno de su país “está acabando con todos los derechos de los pueblos indígenas y con el medio ambiente”.

La “Global Climate Strike”, que dio comienzo a una semana de manifestaciones paralelas a la cumbre de acción climática que arranca el próximo lunes convocada por la ONU en Nueva York, también contó con diversas movilizaciones en todo el mundo.

En África, un continente especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático, Sudáfrica se ha movilizado especialmente, con marchas desde Ciudad del Cabo, hasta Durban o Johannesburgo, con unas cuatrocientas personas de todas las edades y razas que marcharon por la ciudad.

También ha habido movilizaciones en Kenia mientras que en Uganda, un centenar de estudiantes de universidades, como la Makerere, marcharon bajo la consigna “la juventud se vuelve verde”.

En Asia, más de 300.000 personas se han manifestado en Australia con pancartas donde se leía “dejen de quemar nuestro futuro” y coreando proclamas como “no existe un Planeta B”.

También se ha protestado en territorios insulares del Pacífico sur como Islas Solomón, Kiribati o Vanuatu, que sufren especialmente las consecuencias de la emergencia climática.

“No nos estamos hundiendo, estamos luchando”, afirman con el puño en alto decenas de estudiantes de Kiribati, de acuerdo a las imágenes divulgadas en Twitter por la ONG ecologista 350.

Varias ciudades de la India, Pakistán y Bangladesh también se han sumado a las protestas. En el centro de Nueva Delhi (India), miles de personas salieron a la calle con pancartas con lemas como “sé parte de la solución, no de la polución”.

En Pakistán varios miles de personas se unieron a esta huelga en distintas ciudades y en Bangladesh alrededor de 3.000 niños se sumaron a las protestas en la porteña Dhaka, según la ONG Save the Children.

En Europa, miles de personas se han manifestado en Alemania, Francia, Bélgica, países escandinavos, Reino Unido, etc. En España, pese a que la huelga general se ha convocado para el próximo viernes, los jóvenes han retomado sus sentadas ante el Parlamento del país, entre otras protestas, previo picnic vegano en el madrileño parque de “El Retiro”.

En Alemania, miles de personas marcharon en varias ciudades, especialmente en Berlín, donde la iniciativa fue multitudinaria.

En Londres, numerosos adolescentes se concentraron en el barrio de Westminster, sede del Gobierno, con pancartas y globos.

En Bélgica, miles de jóvenes y no tan jóvenes se citaron a las puertas de la estación de trenes de Bruselas Norte para protestar.

Asimismo, cientos de personas se manifestaron en París desde la plaza de la Nation, en un ambiente reivindicativo aunque festivo.

En Finlandia cientos de jóvenes se movilizaron en varios puntos del país, entre ellos en la Universidad de Helsinki, donde guardaron once minutos de silencio: uno por cada año que queda para poder limitar el aumento de las temperaturas, según el IPCC o panel de expertos sobre cambio climático de la ONU.

En Dinamarca, la más multitudinaria de las casi veinte movilizaciones convocadas ha sido la de Copenhague, que abarrotó la plaza del ayuntamiento.

En Suecia también se han convocado diversas movilizaciones, la principal en Estocolmo, frente a la sede del Parlamento sueco en donde la activista Greta Thunberg inició precisamente sus protestas hace un año. EFEverde

Ya en Latinoamérica, Brasil protagonizó las principales protestas y miles de jóvenes marcharon por las calles de Sao Paulo, Río de Janeiro, Belo Horizonte y Recife, portando carteles con consignas ecológicas y contra el presidente Jair Bolsonaro, al que acusan de promover la deforestación de la Amazonía.

Mientras en Ciudad de México, alrededor de mil personas marcharon para exigir al Gobierno que declare una emergencia climática nacional, así como la reducción en la emisión de gases de efecto invernadero al 50 % en 2030.

En otros países de la zona, como El Salvador y Ecuador, decenas de estudiantes, activistas y autoridades recorrieron las calles para pedir que se declare una “emergencia climática” por los efectos del calentamiento global; mientras en Argentina el presidente Mauricio Macri encabezó una reunión con jóvenes en la que se alertó del impacto del “derroche” de energía en la crisis.

También se registraron movilizaciones en territorios insulares del Pacífico como Islas Salomón, Kiribati o Vanuatu, que sufren especialmente las consecuencias de la emergencia climática, así como en ciudades de la India, Pakistán y de Bangladesh, donde unos 3.000 niños se sumaron a las protestas en la porteña Dhaka, según la ONG Save the Children.

El secretario general de la ONU, António Guterres, destacó este viernes la importancia de esta protesta global al reafirmar que el cambio climático plantea al mundo entero una “carrera contrarreloj” que requiere medidas inmediatas y “millones de personas en todo el mundo están demandándolo hoy”. EFE
del.aqr/cdp-dmt/lnm/jcg/mmg

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com