NATURALEZA

Tres décadas de trabajos devuelven el quebrantahuesos a Cazorla

  • Debe su nombre a que arroja huesos de gran tamaño desde el cielo al suelo.

Tres décadas de trabajos devuelven el quebrantahuesos a Cazorla Fotografía de archivo de un pollo de quebrantahuesos nacido en Cazorla. EFE

EFEverde.- El nacimiento del primer pollo de quebrantahuesos en libertad en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén), registrado el martes, supone un avance crucial, pero no definitivo, para la reintroducción de esta especie en peligro en dicho espacio protegido, iniciada hace tres décadas.

En este proyecto, considerado el más importante en su género en España, han trabajado centenares de científicos, técnicos y voluntarios bajo la coordinación de Junta de Andalucía, que ha invertido decenas de millones de euros.

El quebrantahuesos, el ave de mayor envergadura de la Península Ibérica junto al buitre negro, debe su nombre a que arroja huesos de gran tamaño desde el cielo al suelo para fracturarlos e ingerirlos más fácilmente, y se extinguió el siglo pasado en las sierras del centro y del sur de España, asediado por el veneno, la caza y el expolio de coleccionistas.

En las sierras de Cazorla, se extinguió en 1986, justo en el mismo año en el que se instauró este espacio protegido, pero en 1988 se iniciaron las primeras medidas para recuperarlo.

Reintroducción

En 1990, el Plan del Quebrantahuesos en España avaló esta reintroducción que, tres años después, se asoció al Programa Europeo de Conservación de Quebrantahuesos (EEP) y al Proyecto de Reintroducción del Quebrantahuesos en los Alpes, que cederían los primeros ejemplares para ser liberados en Cazorla, seguidos de otros aportados por Aragón y Cataluña.

Un año más tarde, en 1991, el investigador de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) José Antonio Donázar elaboró el primer estudio de viabilidad para esta reintroducción.

Ahora, Donázar ha expresado a EFE su satisfacción por este nacimiento, aunque ha matizado que esta reintroducción “es a muy largo plazo” y ha destacado la dificultad de trabajar con el quebrantahuesos, especie “longeva”, que no alcanza la madurez hasta los 6 o 7 años, que sólo incuba un pollo al año y cuya única reintroducción exitosa es la de los Alpes tras medio siglo de trabajo entre varios países.

“A largo plazo soy optimista; existe un compromiso cierto de la administración y las aves liberadas se están emparejando a edades más tempranas de lo habitual; mi experiencia en Cazorla es que el quebrantahuesos forma parte del acervo de las gentes que viven y trabajan en el parque natural y esa es la mejor garantía de futuro”, ha apostillado.

Centro de cría

También en 1991, la Junta de Andalucía construyó en pleno corazón de Doñana el centro de cría en cautividad del quebrantahuesos del Guadalentín, impulsado por Angel Llopis, quien hoy trabaja en un centro similar en Valcalent (Lérida).

Paquillo Rodríguez y un grupo reducido de colaboradores le siguieron en esta tarea y han logrado sacar adelante desde entonces a unos sesenta pollos de quebrantahuesos, de los que sobreviven medio centenar.

Este grupo llegó a sufragar con fondos particulares la alimentación de los pollos cuando las dificultades económicas amenazaron la supervivencia de este centro.

Desde 2008 y hasta el año pasado se han liberado 31 pollos de quebrantahuesos en esta reintroducción, que incluye ahora el contiguo Parque Natural granadino de Castril.

Siete de estos pollos fallecieron, la mayoría envenenados en 2007 y 2008, lo que cuestionó la continuidad de esta reintroducción, una amenaza ahora disipada tras la respuesta de administraciones, ganaderos y cazadores, según ha subrayado a EFE el director del programa de aves necrófagas de la Junta de Andalucía y actual responsable de esta reintroducción, Rafael Arenas.

Arenas considera este primer pollo nacido en libertad “un nuevo hito” en esta reintroducción y ha expresado su gratitud a “las numerosas personas” que en estas tres décadas “dejaron lo mejor de ellas” para que este proyecto “saliera adelante”.

Se da la circunstancia de que el primer quebrantahuesos liberado en esta reintroducción, que ahora ha sido el padre del primer pollo nacido en libertad, es Tono, llamado así en honor a Tono Valverde, el naturalista que antes de salvar Doñana estudió los últimos quebrantahuesos de Cazorla y fue uno de los primeros en impulsar esta reintroducción. EFEverde




Secciones: