De los asfaltos verdes a los cultivos de invernadero alimentados con CO2

De los asfaltos verdes a los cultivos de invernadero alimentados con CO2

Parece ciencia ficción pero la investigación y tecnología verde se ha empleado a fondo en estos últimos años y el resultado son asfaltos verdes y cultivos de invernadero alimentados con CO2 o dióxido de carbono, el enemigo del cambio climático.

 
 Con un presupuesto de 80 millones de euros al año y más de 400 investigadores, el Centro de Tecnología Repsol (CTR), está detrás de las investigaciones mencionadas y otros proyectos que persiguen un modelo sostenible, desde el punto de vista social, medioambiental pero también económico.
Así lo ha explicado a Efefuturo el director del CTR, Fernando Temprano Posada, para quien, no obstante, cualquier cosa que no sea sostenible económicamente “no funcionará y habrá que pagarla con impuestos”.

En busca de la eficiencia energética, Repsol ha creado un sistema que recicla e incorpora el polvo de neumáticos usados para mejorar el asfalto de las carreteras.
Este producto, según informa la compañía en su página web, permite eliminar 10.000 toneladas de neumáticos anualmente, lo que contribuye a minimizar este pasivo medio ambiental.

Dentro del Proyecto Cenit Piibe (Proyecto de Innovación para el Impulso del Biodiesel en España) las investigaciones de Repsol han demostrado que el uso de las algas para la producción de aceites para combustibles cumple una doble función: por un lado, absorben las emisiones de CO2 tan dañinas para la atmósfera, y por otro, desarrollan una energía de origen vegetal con cultivos que no interfieren con la alimentación.

La producción de biocombustibles, a partir por ejemplo de la celulosa, o la electrificación del transporte son otros objetivos del CTR de Repsol, que trabaja siempre en colaboración con otras empresas, organismos o universidades.

Para Temprano, la electrificación del transporte “esta vez es irreversible” y con este convencimiento Repsol está desarrollando redes de recarga de vehículos en asociación con el Ente Vasco de la Energía.

La previsión es que para 2035 la demanda energética en el mundo se incremente en un 50 % y ante esta estimación Temprano considera que es “inviable” abandonar el mix energético de la noche a la mañana:” hay que usar todas las fuentes:fósiles y renovables y habrá que hacer un proceso evolutivo para pasar de un modelo a otro”.

Proyecto Caleidoscopio
Así con el Proyecto Caleidoscopio, Repsol une ciencia y tecnología de última generación con el propósito de descubrir nuevos yacimientos de gas y petróleo en el subsuelo.

Existen, según esta compañía, una nueva generación de chips capaces de manejar complejos algoritmos matemáticos que crean imágenes sísmicas con las que se puede “ver” el interior de la tierra y analizar, sin perforar la corteza terrestre, si hay hidrocarburos.

Considera Temprano que el debate mediático terminará dando paso al debate técnico sobre algunos métodos extractivos como puede ser el polémico fracking o fractura hidráulica, que se aplica para la extracción de gas no convencional de las rocas.

En España, Repsol tiene permiso para explorar con esta técnica que los ecologistas rechazan porque afirman tiene un alto coste medioambiental.
Pero según Temprano la compañía no ha emprendido el proyecto hasta que el tema se aclare. EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies