MEDIO AMBIENTE - RUTAS

De Colmenarejo a Valmayor, por las vías pecuarias

De Colmenarejo a Valmayor, por las vías pecuarias

Los escasos días soleados que nos ha dado estos últimos meses confirman que el otoño y la primavera son las épocas más recomendables para girar una visita al embalse de Valmayor, el segundo más grande de la Comunidad de Madrid, tal y como aconseja la página www.viaspecuariasdeMadrid.org.

Sin embargo, tampoco los días de invierno se pueden descartar por completo aunque, eso sí, tendremos que estar preparados para afrontar lo que se suele considerar “inclemencias” del tiempo y evitar situaciones complicadas.

El embalse en cuestión estaba destinado a regular el curso del río Guadarrama aunque, curiosamente, está en el del río Aulencia que es su afluente de mayor importancia. Entró en servicio en 1976 y es, como he comentado, el segundo en capacidad (124 hectómetros cúbicos) de la Comunidad y una buena fuente de abastecimiento de agua para los pueblos de la región noroeste.

La ruta propuesta, que comienza en el pueblo de Colmenarejo, tiene una longitud de unos siete kilómetros aproximadamente, no es complicada, con un desnivel máximo de 140 metros y es circular, o sea, se puede empezar en el núcleo urbano del pueblo y acabar en el mismo sitio, por ejemplo, la Iglesia de Santiago Apóstol, ubicada en la plaza de la Constitución.

Esta ruta está dentro del parque del Curso Medio del Guadarrama y se realiza por parte de la Cañada Real Segoviana, que cruza la península desde la sierra de Neila en Burgos hasta Torre hermosa en Badajoz, con una longitud de 500 kilómetros.

Para el caminante, además de la contemplación de las aguas del pantano, ya de por sí interesantes, hay otros atractivos a tener en cuenta y que harán, muy conveniente, por no decir indispensable, la cámara como acompañante y, si es posible, unos buenos prismáticos, porque las vistas lo merecen.

En días despejados la sierra Maliciosa, Siete Picos, la Fonfría, etc y también San Lorenzo de El escorial se pueden ver sin demasiados problemas. Hay que tener en cuenta que la parte que se visita, si se usa esta ruta, es la que se puede considerar la cola del embalse, por lo que las zonas serranas del Guadarrama quedarán a la derecha del camino y de la orilla de Valmayor, mientras que El Escorial quedará enfrente.

Para los aficionadas a las aves, según la citada web, hay que anotar la existencia del búho real, el aguililla calzada y el azor perdicero y son muy abundantes el busardo ratonero y el mochuelo europeo.
Como siempre, calzado apropiado y reserva de agua, porque del yantar se ocuparán los buenos restaurantes que hay en aquel pueblo.
La presa de Valmayor y su canalización ofrecen otras rutas alternativas y también la práctica de actividades náuticas con la debida autorización.




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies