DÍA OCÉANOS

Los datos al servicio del cuidado del medio ambiente y los océanos

Los datos al servicio del cuidado del medio ambiente y los océanos El director de AQUADAVANCE en el centro Visio 360ª, Pierre Echavidre. EFE/Lourdes Uquillas

Los datos y la tecnología van cada vez más unidos al cuidado del medio ambiente y los océanos, así lo han expuesto en Biarritz (sur de Francia) autoridades locales y expertos de la multinacional Suez durante la presentación del proyecto AQUADVANCED Urban Drainage, en el centro Visio 360º, para la vigilancia del litoral de la costa vasca francesa.

La presentación se enmarca en la celebración del Día Mundial de los Océanos, que se celebra el 8 de junio, y con miras al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), afirmó el alcalde de la ciudad, Michel Veunac, en una reunión con periodistas franceses y extranjeros en Biarritz.

Cuidado de los océanos 

Para ello, las autoridades locales trabajan conjuntamente con empresas especializadas en la gestión de aguas y residuos en el desarrollo de diferentes programas para mantener el bienestar de la ciudad, su litoral y el océano, según Veunac.

La economía de Biarritz se basa en el turismo del verano, época en la que la población se duplica de 300.000 habitantes a los 600.000, y donde el surf atrae a miles de deportistas a lo largo de todo el año, de ahí el sobrenombre de la “California francesa”.

Aquadavance3

Un surfista deja su equipo en su vehículo en una de las playas de la costa vasca francesa en Biarritz (Francia). EFE/Lourdes Uquillas

La localidad forma parte de la mancomunidad de municipios de la Nueva Aquitania, que cuenta con 720 kilómetros de costas, de los cuales 35 kilómetros -con 34 playas- se ubican en la costa vasca.

De ahí la importancia de vigilar el buen estado de sus costas, del océano y del sistema sanitario, ha asegurado el director de Aquadvance, Pierre Echavidre, quien ha explicado que esta es una labor difícil en Biarritz ya que la localidad tiene uno de los índices de pluviosidad más altos en Francia, y donde durante un día se pueden presentar entre doce y veinte episodios de lluvias, algunas intensas.

Los diferentes programas desarrollados por Aquadvance en el centro Visio, inaugurado en 2016, combinan datos sobre la intensidad y frecuencia de las precipitaciones, la fuerza del viento y la altura y la potencia de las olas, así como de las mareas y la calidad del agua.

Estos datos se analizan junto con los de los servicios franceses de meteorología o de la Agencia del Agua -que vigila el sistema de los ríos-, lo que permite hacer previsiones con una hora de antelación sobre cualquier episodio en el sistema de almacenaje de agua y en el de saneamiento (1.750 kilómetros) de la ciudad, una “red antigua” que se ha ido modernizando y actualmente cuenta con sensores para su vigilancia.

Además, en el sistema de agua potable (3.600 kilómetros), todos estos servicios gestionados por Suez en el País Vasco francés.

Los cálculos se hacen en “tiempo real”, por ejemplo el del tiempo que una gota tarda en recorrer desde el tejado de un edificio hasta la canalización, cuestión que parecerá banal, pero que según Echavidre, en Biarritz es fundamental por la topografía de la localidad, gracias a la cual “el agua llega en apenas diez minutos a los cuatro colectores ubicados cerca de la bahía”.

Estos depósitos tienen una capacidad de 10.000 metros cúbicos y un control informatizado y vigilado desde el centro Visio, que permite su vaciado en muy poco tiempo, ha manifestado el experto.

Prevenir las inundaciones

Este laboratorio de investigación al servicio de la protección del litoral de la costa vasca francesa, permite, mediante el cruce de datos anticiparse a los episodios lluviosos y adaptar las situaciones, con el fin de evitar inundaciones y la llegada de contaminación a las calles de Biarritz y la localidad vecina de Anglet.

Es un sistema de sensores y contadores integrado dentro de las “smart solution” (soluciones inteligentes) para ciudades creado por Suez, y que está instalado además en París, Burdeos, Marsella, Biarritz y Saint Etienne, según Echevidre.

Este mecanismo está pensado, sobre todo, para ciudades que han sufrido inundaciones, ha sostenido, y ha añadio que permite anticipar los riesgos por el vertido de agua y el tiempo que la misma tarda en dispersarse en el mar.

Aquadvance2

La responsable de Rivage Protect, Laeticia Jourdan, en el centro Visio 360º en Biarrtiz (Francia). EFE/Lourdes Uquillas

Este proceso incluye de mayo a septiembre un análisis bacteriológico diario del agua del mar, de acuerdo a las normas de la Agencia Regional de la Salud (A.R.S.), y que se repite varias veces al día para detectar la presencia de enterococcus faecalis y la e coli, bacterias que provocan graves transtornos gastrointestinales, según la responsable de Rivages Pro Tech, Laeticia Jourdan.

Los vertidos de agua al mar no deben superar los 20 al año, de lo contrario pueden conllevar una multa que va de los 3.000 a los 350.000 euros, según Echevidre.

Análisis oceanográficos

El proceso incluye -además- análisis oceanográficos, ha explicado el oceanógrafo Pierre Jean, para lo cual Suez cuenta con rádares y dispositivos que facilitan información sobre el oleaje y la acumulación de arena, sobre todo en invierno, o sobre el transporte de contaminación.

Toda esta información se traslada a las autoridades de la mancomunidad de municipios del País Vasco francés quienes son las encargadas de decidir el cierre de una playa o no, sin dejar de plantearse antes los 15 millones de euros en pérdidas que puede suponer una medida como éstas para los comercios y servicios de la ciudad.

Esta información está disponible para el público en la aplicación “Biarritz Info Plage” para teléfonos móviles, donde se puede consultar en tiempo real el estado del mar y la información sobre el océano, ha concluido Jourdan. EFEverde




Secciones: