BIODIVERSIDAD BOSQUES

La PEFC cree que los datos provisionales de certificación forestal en 2020 son “sorprendentemente buenos”

Un bosque en la sierra madrileña. EFE/Pedro Pablo G. May.

El compromiso con la sostenibilidad forestal “ya no es una moda, sino una tendencia” como demuestran los datos “sorprendentemente buenos de 2020”, ha confirmado a Efeverde la secretaria general de la Asociación para la Certificación Española Forestal (PEFC España) Ana Belén Noriega.

El medioambiente es una materia que “sabes que tiene un largo camino, pero los pasos que estamos dando son firmes, no vamos para atrás, y muestran que esto está calando”, como corroboran los datos facilitados por la última memoria anual de esta organización, correspondiente a 2019, y los recogidos provisionalmente en los meses transcurridos de 2020.

Por ello, aunque el cierre del año pasado fue “bueno, de crecimiento moderado”, el actual “está siendo también bastante bueno, es increíble lo bien que ha ido” a pesar de la crisis sanitaria, ya que ha aumentado el número de propietarios y gestores que “se han subido al carro de la certificación”

Noriega ha indicado que la superficie certificada ha aumentado en España en los últimos meses hasta los 2.331.000 de hectáreas -algo menos de 2.300.000 a finales de 2019-, mientras que los propietarios y gestores son ya “casi 40.000” -35.500 a finales del año pasado-.

Aprender la lección

“El episodio de la pandemia en el que estamos ahora inmersos nos ha enseñado que, efectivamente, tenemos mucho que ver con la Naturaleza, no estamos aislados, no la dominamos y no podemos hacer lo que queramos basándonos en los criterios económicos de siempre”, ha resumido la secretaria general de PEFC.

El consumismo exacerbado y el derroche de recursos, en su opinión, han tocado techo coincidiendo con la crisis generada por la COVID-19 y los ciudadanos “hemos aprendido la lección” aunque “la cuestión es cómo aplicarla luego en nuestro día a día”.

Una forma de hacerlo es a través de la certificación forestal y la creación de cadenas de custodia de los productos generados por los bosques, ya que en España “tenemos unos ecosistemas maravillosos de los que se benefician las personas que viven en esos entornos pero también los que vivimos en las ciudades y no nos damos cuenta de las mejoras ambientales y materiales que generan”.

Especies y superficies

Los bosques más certificados en España son los de pinos -un 47 %-, seguidos por los de robles y hayas -un 11 % cada uno-, encinas -un 8 %-, eucaliptos -un 6 %- , alcornoques -un 3 %- y, a continuación, las superficies mixtas, choperas y otras.

Muchas de las especies certificadas son productivas y no sólo de madera o leña, sino de materiales tan diversos como la piña o la resina, en el caso de los pinos piñoneros y resineros respectivamente, o el corcho, en el de los alcornoques, pero todas ellas “componen espacios importantes de biodiversidad”.

En términos absolutos, la mayor superficie certificada en España, se encuentra en Castilla y León -757.000 hectáreas, el 32 % del total-, seguida de Navarra -301.000- y Andalucía -276.000-, si bien porcentualmente es Navarra la que “gana de calle, ya que posee casi un 70 % de certificación de su superficie”.

Planes de ordenación

Noriega ha insistido a Efe en que para actuar con garantías “necesitamos un instrumento de gestión como los planes de ordenación, sobre todo a largo plazo” y es precisamente la carencia de estos planes lo que está limitando una mayor certificación en otras regiones españolas.

La mayoría de las CCAA cuentan con un porcentaje de bosques certificados, aunque algunas van más retrasadas como Murcia “donde está empezando a avanzar una certificación regional” o Madrid que “me duele muchísimo porque es la mía y aún tiene un 0 %, aunque estamos trabajando para que eso cambie”.

La certificación es “importante” porque “no se trata sólo de decir ‘lo estoy haciendo bien’ sino que alguien externo pueda evaluarlo con criterios unificadores y una norma nacional”. EFEverde.




Secciones:            
Periodista y escritor, con cerca de 40 años de experiencia, siempre interesado en la Naturaleza, la ciencia y las nuevas tecnologías.