DANZA LLUVIA

Danza de la lluvia azteca, recurso para concienciar cómo sobrevivir la sequía

  • Es la forma de dar gracias a Dios, al creador, por el agua, por la lluvia, por el fuego, por los animales.

La sequía que desde hace cuatro años arrasa en California desespera tanto a la población que bailarines latinoamericanos del grupo Azteca Ketzaliztli salieron hoy a invocar ayuda divina a través de la ancestral danza de la lluvia.

“Nuestros aztecas bailaban esa danza a Tlaloc que es una representación de la lluvia”, dijo a Efe Hilda Contreras, directora de Danza Azteca Cultural Ketzaliztli.

La bailadora de ritmos precolombinos explicó durante la presentación de hoy en el Acuario del Pacifico de Long Beach, California, que “en aquellos tiempos” era igual que hoy en California, que en ocasiones “no llovía”.

Agregó que la sequía provocaba “desesperación de la gente que vivía de lo que cultivaban, del maíz, de todo lo que sembraban y necesitaban la lluvia”.
Tlaloc en la cultura azteca de México es el señor de las tormentas, “una especie de científico”, explicó Contreras, al que las comunidades prehispánicas invocaban con danzas, ofrendas y sacrificios para que modificara el clima, como provocar que cayeran las aguas del cielo en épocas de agostamiento.

Danza:

“Cada vez que entro a la danza de Tlaloc le pido a Dios, al creador, con todo lo que yo creo en mi alrededor que esta sequía se acabe, que venga la lluvia”, detalló.

La educadora de ritmos aztecas resaltó que hay otras agrupaciones de danzantes de tribus originarias del continente americano que “con fe bailan ritmos para hacer llover” en el suroeste de Estados Unidos para que crezcan los cultivos y detener incendios que proliferan por la sequía.

“Nosotros cuando danzamos estamos rezando, esa es la forma de rezar de nosotros”, aseguró a su vez a Efe José Francia, bailador del grupo Ketzaliztli.

“Es la forma de dar gracias a Dios, al creador, por el agua, por la lluvia, por el fuego, por los animales”, explicó el promotor cultural de raíces mexicanas, quien aseguró que “la base es estar en armonía con la naturaleza”.

Además del bailoteo de lluvias a Tlaloc, el grupo Ketzaliztli, interpreta ante sus audiencias el Atl, nombre en nahuatl de la danza del agua, que se aprovecha también cuando se representa ante la gente para concienciar de no ensuciar ríos y mares porque afecta las especies acuáticas.

“Dentro del agua hay seres vivos que también nos dan vida a nosotros, como son los peces y muchos otros animales”, señaló Francia.
“Hay que hacer conciencia de los animales, de cuidarlos, de tratarlos y ver por ellos”, aconsejó el educador. “¿Si acabamos con ellos y después que comemos?”, se preguntó.

Ciclos Hidrológicos :

Por su parte, el presidente del Acuario del Pacífico, Jerry Schubel, dijo a Efe que “en el planeta tenemos la misma cantidad de agua que hace millones de años, que se recicla por ciclo hidrológico, lo que ha cambiado es la cantidad de gente que la consumimos”.

“Tenemos que aprender a conservar, compartir y ahorrar el agua, por eso estos esfuerzos por concienciar y dejar claro que en esto estamos todos juntos… son críticamente importantes”, señaló Schubel sobre los aportes educativos de esos grupos culturales.

El Departamento de Recursos Acuíferos de California en la medición más reciente de los reservorios estatales, que se llenan con lluvia y nieve derretida, indica que el nivel de reserva del líquido vital está en 29 por ciento. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies