ECONOMÍA CIRCULAR

Daniel Calleja (CE): Orientar las empresas al cuidado ambiental es una oportunidad

Daniel Calleja (CE): Orientar las empresas al cuidado ambiental es una oportunidad Daniel Calleja, en una fotografía de archivo. EFE

El conflicto entre medioambiente y competitividad es un "falso dilema", mientras que orientar empresas al cuidado ambiental y la economía circular es una "oportunidad" para los negocios que quieran sobrevivir en el futuro, afirmó hoy el director general de Medioambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja.

En entrevista con Efe en Lima, donde participa en el “I Foro Internacional Economía Circular, Producción del Futuro”, Calleja insistió en el “orgulloso” compromiso de la UE en impulsar políticas como la economía circular frente a las de “usar y tirar”, una práctica que ofrece ventajas “económicas, industriales, ambientales y sociales”.

“Es falso dilema el que hay entre medioambiente y competitividad. Al contrario, hoy las empresas más competitivas son las más sostenibles que han incorporado a su modelo de negocio el cuidado ambiental”, afirmó el máximo responsable europeo de medioambiente al defender un modelo que propugna prácticas de desarrollo económico sostenibles en la industria.

Según afirmó el alto funcionario, esta nueva forma de economía, más allá de buscar la protección ambiental, promueve la eficiencia en la gestión de los recursos escasos en un contexto en el que el modelo “consumista” actual “no es viable”. “Si las empresas diseñan y reciclan mejor sus productos, van a reducir costos y serán más competitivas.(…). También vamos a contaminar menos, y es un modelo social porque el 40 % de los costes medios de una empresa son las materias primas y energía, y si se reducen esos costes, podemos mantener el modelo social y condiciones dignas de trabajo y ser competitivos”, razonó Calleja.

Asimismo, descartó en ese sentido que medidas europeas orientadas a defender ese modelo de protección ambiental, como las que se incluyen en algunos de los acuerdos de libre comercio (TLC) firmados por la UE, sean formas de impedir la entrada en su mercado de algunos productos o empresas.

“La UE tiene una vocación de mejorar los estándares sociales y ambientales y debemos estar orgullosos de ello y es un modelo que queremos compartir.(…) Es también un falso dilema decir que Europa impone esto y es una penalización. Es más bien un estímulo para ir en la buena dirección, que es tener una mejor calidad de vida y tener mejores productos”, afirmó.

Plásticos y economía circular

En cualquier caso, y para fomentar las prácticas de economía circular, Calleja anunció que con Perú se buscará intensificar la cooperación bilateral y abrir un diálogo social y político en temas de aplicación práctica, legislación y “también para encontrar oportunidades empresariales”.

Así, Calleja citó la lucha contra la contaminación de los plásticos, el reciclaje de materiales o la recolección de residuos como posibles temas de cooperación.

“Perú tiene mucho potencial, tiene mucho camino por recorrer pero ese camino le puede dar ventajas de tipo industrial, porque hay cada vez gente más interesada en modelos de negocio de economía circular”, añadió.

De este modo, Calleja insistió en que el objetivo es impulsar “una idea global ante un desafío global”, como es la degradación ambiental y el agotamiento de los recursos. EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies