CUMBRE BIODIVERSIDAD

Termina la Cumbre biodiversidad ONU con nuevos llamamientos a tomar medidas

EFE/Jeffrey Arguedas

La Conferencia de Biodiversidad de la ONU (COP15), que se celebró de manera virtual aunque con la ciudad meridional china de Kunming como sede oficial, terminó hoy su primera ronda de diálogo con vistas a establecer marcos para detener la pérdida de la biodiversidad en el mundo.

“Se tienen que tomar acciones ya para proteger mejor la naturaleza, y eso es algo en lo que hemos coincidido aquí”, indicó en rueda de prensa Elizabeth Maruma Mrema, secretaria ejecutiva de la Convención sobre la Diversidad Biológica.

Agregó que “se han alcanzado consensos” pero que “hay que seguir avanzando” en las negociaciones para establecer un marco común para revertir la pérdida de biodiversidad.

“Necesitamos más planes con la participación de todos los sectores y actores posibles. Eso, y movilizar recursos, es lo más difícil”, dijo Maruma.

“Transformar las ideas en acciones”

Por su parte, el ministro de Ecología y Medio Ambiente de China, Huang Runqiu, coincidió en la necesidad de “transformar las ideas en acciones” y en “impulsar negociaciones y diálogo para maximizar los consensos” de cara a la segunda parte de la XV Conferencia de las Partes de la Convención de Biodiversidad, que se realizará en persona en Kunming entre el 25 de abril y el 8 de mayo de 2022.

La COP15 buscará entonces cerrar un acuerdo para preservar los ecosistemas de aquí a 2030, así como conseguir “vivir en armonía con la naturaleza” en 2050.

Durante las reuniones de esta semana se aprobó la Declaración de Kunming -en referencia a la ciudad sureña china que la acoge-, por la que los participantes se comprometen a “fortalecer las leyes medioambientales nacionales y su cumplimiento para proteger la biodiversidad” o “la reforma o eliminación de subsidios y otros incentivos (para financiar actuaciones) que son dañinos para la biodiversidad”.

La Declaración también promete “incrementar las acciones para reducir los efectos negativos de las actividades humanas en el océano” o “aumentar la aplicación de una estrategia respetuosa con el ecosistema para tratar la pérdida de la biodiversidad”, así como “restaurar ecosistemas degradados” siempre que esos métodos no contravengan “las acciones prioritarias para reducir urgentemente las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Asimismo, China prometió el martes la creación de un fondo para la conservación de la biodiversidad en países en vías de desarrollo por valor de 1.500 millones de yuanes (unos 232 millones de dólares o 200 millones de euros). EFEverde

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com