AGRICULTURA SOSTENIBLE

Cultivos “más abundantes y sostenibles” con menos fertilizantes químicos

Un agricultor muestra semillas de trigo. Archivo EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda.

El proyecto ‘Fijación de Nitrógeno en Cereales’ liderado por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) entra en su tercera fase y ha recibido nuevamente el apoyo de la Fundación del magnate estadounidense Bill y Melinda Gates.

Es la tercera vez consecutiva que el proyecto cuenta con la financiación de la Fundación Bill y Melinda Gates. En esta tercera fase se financia con 6.2 millones de dólares para los próximos cuatro años, aunque se prevé “un horizonte de dos décadas” para que existan las primeras plantas de cereales de este tipo que puedan causar un impacto a escala global en la agricultura.  

“Vivimos en un planeta fertilizado” donde “el uso masivo de productos fitosanitarios y fertilizantes nitrogenados” han producido “un desequilibrio químico en el planeta”, ha explicado en una rueda de prensa el investigador del Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas (CBGP) de la UPM- y del Instituto Nacional de Investigaciones y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), Luis Rubio. 

Esta investigación intenta introducir “una fijación biológica de nitrógeno en los cereales” gracias a la enzima nitrogenasa, que “convierte el nitrógeno inerte en la atmosfera en nitrógeno útil para las plantas”, ha asegurado Rubio, quien inició el proyecto en 2011.

Más productivos y sostenibles

Con la aplicación de esta tecnología alternativa “a procesos químicos de fertilizantes nitrogenados” se obtendrían cultivos de cereales “productivos y sostenibles” que serían “más abundantes y resistentes a estreses” de una forma “sostenible con el medio ambiente”.

La fertilización de cultivos con nitrógeno es necesaria para la producción alimentaria de la mitad de la población mundial, según la UPM. 

El proyecto BNF-Cereals utiliza bioingeniería y biología sintética para conferir a variedades de élite de cereales la capacidad de llevar a cabo la fijación biológica de nitrógeno, lo que les permitirá prosperar en condiciones con nitrógeno bajo o limitado.

El proyecto se asienta en los importantes avances logrados en las anteriores fases de BNF-Cereals, en las cuales se han producido exitosamente componentes de la ruta de la nitrogenasa en plantas. La Fase III reforzará la entrega de metales a esta enzima por parte de la planta.

El director del CBGP UPM-INIA, Antonio Molina, ha afirmado que este proyecto es “una aportación al reto de la agricultura”, que se enfrenta a “producir más alimentos, que sea de forma más sostenible, a mejorar la productividad y reducir los productos fitosanitarios y fertilizantes”.

Esta técnica, aplicable en los cultivos de todo el mundo, lograría que se destinara una menor cantidad de superficie de terreno para la agricultura, al mismo tiempo que se reduciría  el impacto ambiental y se conseguiría una cantidad mayor de alimento, según Molina.  EFEverde

Te puede interesar:

Expertos apuestan por la agricultura sostenible en la reconstrucción económica tras la COVID-19

 

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com