VIVIENDA SOSTENIBLE

Cuatro urbes españolas apuestan por la rehabilitación de edificios

Fotografía cedida por Sto Ibérica de una vivienda en Cantabria certificada como casa pasiva. EFE

Ramón Armero (EFEverde).- Cuatro ciudades españolas participan en un proyecto con financiación europea para duplicar la rehabilitación de edificios para 2030, una política que pretende conseguir la descarbonización del parque inmobiliario en 2050 y una “opción lógica” en Europa, asegura el director de Relaciones Internacionales de Green Building Council España (GBCe), Emilio Miguel Mitre.

El también socio fundador de GBCe señala en entrevista a Efe sobre vivienda sostenible que “la rehabilitación es la vía lógica porque Europa es un continente que crece relativamente poco, lo más lógico es intervenir el parque existente”.

GBCe, con filiales en otros países europeos, coordina distintos proyectos cofinanciados por la Unión Europea (UE) entre los que se encuentra BUILD UPON², enmarcado en el programa de investigación e innovación Horizonte 2020 y catalogado por la propia GBCe como una herramienta para desarrollar la ‘Renovation Wave’ (Ola de Rehabilitación) propuesta por la UE para duplicar la tasa de rehabilitación de viviendas para 2030.

Valladolid, como ciudad piloto, junto a Madrid, Zaragoza y Sestao, como urbes seguidoras, están entre las 30 ciudades europeas participantes en el proyecto BUILD UPON², cofinanciado por la UE y presente en ocho países, que consiste en la elaboración de un marco común para acometer la rehabilitación sostenible del parque inmobiliario y poder hacer un seguimiento bajo unos indicadores comunes.

Mitre explica que la directiva europea obliga a cada estado miembro elaborar una estrategia nacional de rehabilitación cada 3 años, en España está vigente la ERESEE 2020, que “ha sido calificada en términos europeos prácticamente como la mejor estrategia” y que tiene por objetivo la descarbonización total del parque inmobiliario para el 2050, con la transformación de los edificios existentes en edificios sostenibles de consumo energético nulo.

En España ahora se está construyendo “un porcentaje muy pequeñito, no creo que llegue al 0,5 %”, asegura el socio fundador de GBCe, haciendo referencia a que lo lógico es mejorar la habitabilidad de ese 99,5 % restante, para lograr que los edificios consuman menos y reduzcan la demanda energética.

Menos pérdidas para una menor demanda energética

Lo que se pretende es que un edificio tenga menos pérdidas energéticas, con un buen aislamiento, para tener menor demanda de energía: “Eso es una cadena que arranca en el hecho de que el edificio tenga una envolvente de buena calidad, con pocas pérdidas y que responda bien al frío y al calor”.

Valladolid es una de las ocho ciudades piloto del proyecto BUILD UPON², relata a Efe el teniente alcalde del Ayuntamiento de Valladolid y concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia: “Nosotros estamos desde finales del 2019 y estamos bastante volcados”.

El objetivo es que gracias a los datos recopilados en ciudades piloto como Valladolid, las ciudades seguidoras puedan llevar a cabo la recogida de información sobre sus proyectos de rehabilitación con unos indicadores comunes que ayuden a desarrollar los propios, afirma Saravia.

Desde el consistorio vallisoletano el objetivo es analizar las licencias de rehabilitación presentadas, asegura el teniente alcalde, quien añade que se está haciendo un seguimiento “para poder medir las mejoras medioambientales, económicas y las implicaciones que puede tener respecto a la pobreza energética”.

Al ser preguntado por la iniciativa de los ayuntamientos frente a las comunidades autónomas o del Gobierno central en materia de proyectos de rehabilitación, el teniente alcalde de Valladolid asegura que la financiación de la UE para este tipo de planes es imprescindible ya que “es tan fuerte la inversión que hay que hacer” que los ayuntamientos no pueden hacer frente.

Cree que “el Ayuntamiento pone más la voluntad y el seguimiento”, en el caso de BUILD UPON², viendo la evolución de los indicadores.

El camino es la rehabilitación

Por su parte, el arquitecto y Director Comercial de la empresa Sto Ibérica (fabricante de aislantes), Guillermo Muñiz, sostiene que “está bien que haya los dos mundos, uno a nivel nacional y luego a nivel local, que cada comunidad o ciudad tenga sus propios proyectos de rehabilitación”, y coincide con Saravia en “que no todas las ciudades necesitan las mismas cosas”.

Saravia y Muñiz coinciden además en que el camino es la rehabilitación de edificaciones.

Muñiz señala que “puestos a generalizar, lo más adecuado siempre es rehabilitar”, debido a que “siempre es mucho más sostenible aprovechar lo que hay construido” al no necesitar, por ejemplo, los materiales de construcción que requiere la obra nueva, pero eso no impide, según Saravia, que se premien iniciativas como las ‘passivhaus’ (construcciones altamente sostenibles), “precisamente por la demanda de mejora de la vivienda”. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com