VERTIDO RADIACTIVO JEN

CSN: no consta que el vertido radiactivo de 1970 afectase a la población

CSN: no consta que el vertido radiactivo de 1970 afectase a la población Archivo / Ciemat

Madrid, 24 oct (EFE).- El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), máximo órgano de control y protección radiológica, señalo hoy que este centro no tiene constancia de que el vertido de efluentes radiactivos ocurrido en 1970 en las instalaciones de la antigua Junta de Energía Nuclear (JEN) hubiese afectado a la poblacion.

“El CSN -explicó un portavoz del organismo- no tiene constancia de ningun caso de incidencia en la población”, y agregó que desde la creación del Consejo en 1980 “no se han encontrado valores anormales de contaminación que pudiesen relacionarse con este vertido”.

Este se produjo el 7 noviembre de 1970 cuando se vertieron a las alcantarillas decenas de litros de líquido radiactivo que contaminó las riberas de varios ríos (Manzanares, Jarama y Tajo), sus huertas y sus frutos, segun el diario “El País”, que desvela el suceso y lo señala como el accidente radiactivo más importante ocurrido en España.

Las mismas fuentes del CSN explicaron a EFE que el incidente se produjo diez años antes de la creación del Consejo de Seguridad Nuclear, siendo responsabilidad de la antigua JEN -hoy Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT)- adoptar las medidas necesarias para corregir el impacto radiológico.

Control de las instalaciones

Desde 1980, el CSN ha realizado el control de las antiguas instalaciones de la JEN, así como la vigilancia radiológica ambiental y de las aguas de la cuenca del Tajo, sin encontrarse valores anormales de contaminación.

El secretario general técnico del CIEMAT, Antonio Luis Iglesias, dijo a EFE que “este organismos nunca ha tenido intención de ocultar el incidente ocurrido hace 24 años, que ya ha aparecido publicado en otras ocasiones”.

Iglesias señaló que la información aparecida en “El País” es correcta, pero no confirmó si tras el accidente se realizaron estudios sanitarios o epidemiológicos sobre las poblaciones de la zona afectada.

Según “El País”, el silencio sepulcral sobre lo ocurrido sólo se rompió en marzo de 1971, cuando los periódicos de la época se hicieron eco de algunas “filtraciones” sobre el accidente. Pero para entonces, concluye, cosechas enteras ya habían sido consumidas y otras, regadas con agua contaminada, ya estaban creciendo.

“Los planes de vigilancia actualmente vigentes para el valle del Manzanares, Jarama y Tajo y que fueron implementados para otro tipo de actividades estan a disposición del Parlamento en los informes semestrales del CSN”, agregó Iglesias. EFEal/fam




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies