El CSN pone en común lecciones aprendidas del accidente de Vandellós I

ENERGÍA NUCLEAR

El CSN pone en común las lecciones aprendidas del accidente de Vandellós I

El CSN pone en común las lecciones aprendidas del accidente de Vandellós I Central nuclear Vandellós II (Tarragona). EFE/Jaume Sellart

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha recordado las lecciones aprendidas tras el accidente de la central nuclear Vandellós I (19 de octubre de 1989) -como mejorar la seguridad o la importancia de una comunicación transparente- en una jornada institucional celebrada por el 30 aniversario del incendio en el edificio de turbinas de esta planta atómica.

El evento ’30 años del accidente de Vandellós I: Las lecciones aprendidas en el CSN’, celebrado en la sede del máximo organismo regulador español en materia de seguridad y protección radiológica, busca “recordar la secuencia del accidente y las lecciones aprendidas”, ha informado el CSN en un comunicado.

El presidente del Consejo, Josep María Serena i Sender, ha destacado la importancia de esta jornada para “implementar los conocimientos técnicos en materia de seguridad nuclear y radiológica” durante la apertura del acto.

El director técnico del organismo regulador, Rafael Cid, ha apuntado, entre las principales lecciones aprendidas, la trascendencia de la regulación e inspección sobre la protección contra incendios e inundaciones en las centrales nucleares.

Sistemas robustos

Es necesario “contar con un sistema de gestión de emergencias robusto” e “informar de manera directa a los medios de comunicación y a la opinión pública en situaciones de crisis”, ha señalado la exdirectora técnica del CSN, Isabel Mellado.

El técnico del Área de Ingeniería del Núcleo Julio Pérez ha insistido en la “necesidad de reforzar la independencia de los reguladores de la
seguridad nuclear y la protección radiológica”.

La exdirectora técnica también ha repasado las reevaluaciones de seguridad realizadas tras los accidentes de Three Mile Island (1979), Chernóbil (1986) y Vandellós I; este último “trajo consigo medidas” como la renovación de las autorizaciones de explotación cada 10 años y la Revisión Periódica de la Seguridad.

Serena ha añadido que los organismos reguladores se enfrentan a dos retos: “implementar su legitimidad e independencia” y “preservar el conocimiento” porque es “la mejor garantía para la seguridad de las instalaciones”, concluyendo con que “resulta vital” una cooperación internacional eficaz y diseñar mejores sistemas de regulación, supervisión y prevención.

La jornada también ha contado con la experiencia del inspector residente en Vandellós I en el momento del accidente, Juan Carlos Carles, quien ha recordado “dar indicaciones adecuadas a los bomberos” como la mayor dificultad de esa noche, ya que estos no conocían la instalación.

Te puede interesar:

Vandellós, 30 años después del accidente de la nuclear

Carlos Bravo: “La seguridad de las centrales nucleares sigue siendo mala”




Secciones:                    
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com