BIODIVERSIDAD TORTUGAS

El CSIC devuelve doce tortugas boba a la playa de Almería en la que nacieron

  • Las tortugas fueron recuperadas de un nido y criadas en dos centros colaboradores del CSIC

El CSIC devuelve doce tortugas boba a la playa de Almería en la que nacieron Imagen cedida por el CSIC

Un proyecto liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha permitido liberar doce ejemplares de tortugas boba (Caretta caretta) en la Playa de las Palmeras, en Almería, en la que habían nacido diez meses antes.

Cuatro de los ejemplares portan localizadores que permitirán realizar un seguimiento de sus hábitos, conocer el comportamiento de esta especie marina en peligro de extinción y diseñar estrategias para su recuperación, explica el CSIC en una nota.

Doble objetivo

Adolfo Marco, director del proyecto, ha señalado que el objetivo es por un lado aumentar el número de ejemplares de la especie en mar abierto y por otro concienciar a la población de que, con pequeños gestos, puede hacer mucho para evitar su extinción.

Con este fin, el CSIC contó para la suelta con la ayuda de un centenar de niños que “han vivido en primera persona la importancia de mantener las playas limpias de plásticos y de respetar la tranquilidad de estos animales cuando se acercan a la arena para poner sus nidos, ya que de su ubicación depende la supervivencia de los huevos y que las crías lleguen a nacer”, ha añadido Marco.

Seguimiento por GPS

Los ejemplares miden entre 15 y 20 centímetros de longitud y pesan entre 700 y mil gramos, un tamaño que les permite ingerir cerca del 10 por ciento de su peso en pescado e incluir en su dieta, además de jureles, boquerones y chipirones, las medusas.

Los dispositivos GPS que llevan instalados sobre sus caparazones pesan 35 gramos, incorporan placas solares para que su batería sea inagotable y están diseñados para enviar información cada vez que el animal salga a la superficie.

Imagen cedida por el CSIC

Imagen cedida por el CSIC

Diez meses de vida

Las doce tortugas liberadas ayer, coincidiendo con el Día Mundial de las Tortugas Marinas, fueron recogidas en septiembre de 2015 en la misma playa después de una familia de pescadores localizara el nido y alertara de su ubicación.

Imagen cedida por el CSIC

Imagen cedida por el CSIC

Al nacer los ejemplares, fueron trasladados al Centro de Gestión Sostenible del Medio Marino Andaluz de Algeciras y al Acuario de Sevilla para evitar el ataque de depredadores, ya que “nada más nacer, cuando se echan al agua tienen el caparazón muy blando y son el alimento perfecto para muchos peces”, ha explicado Adolfo Marco.

“Desgraciadamente -ha añadido-, estas tortugas se enfrentarán a lo largo de su vida a multitud de peligros, no sólo sus depredadores habituales, también a capturas accidentales en artes de pesca o a la muerte por inanición al quedar atrapadas en redes abandonadas”.

Esta especie puede vivir hasta 50 o 60 años y poner hasta 60 nidos a lo largo de su vida, cada uno de los cuales puede albergar hasta un centenar de huevos, aunque “muchas de ellas vivirán sólo la mitad de lo que marca su esperanza de vida”, ha detallado el investigador del CSIC.




Secciones:            
Redactora de la Agencia EFE, adscrita al departamento de EFEverde. Licenciada en Ciencias de la Información, año 1989 Fecha de nacimiento: 21 septiembre 1966 Lugar de nacimiento: Madrid

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies