MEDIO AMBIENTE

Crisis del Covid-19: Agricultores y ONG europeas aceptan “a regañadientes” el parón en la estrategia agroalimentaria de la UE

QUINTA EDICIÓN DE LA FIESTA DE LA SIEGA ORGANIZADA POR LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN ARROZ DE VALENCIA EFE/Kai Försterling/ARCHIVO

Por Natasha Foote (EA.com)/F.Heller (EA.es).- La asociación de agricultores europeos COPA-COGECA ha respaldado a “regañadientes” el retraso en la implementación de la estrategia “De la Granja a la Mesa” (Farm to Fork, F2F) de la Unión Europea (UE) tras la enorme presión que sobre el sector agrícola europeo está teniendo la crisis del coronavirus, pero ese “paréntesis temporal” también ha recibido fuertes críticas.

 Según ha informado el portal europeo EURACTIV.com, socio de EFE, en una misiva dirigida a Norbert Lins, presidente de la comisión de agricultura del Parlamento Europeo (AGRI), el secretario general de COPA-COGECA, el finlandés Pekka Pesonen, asegura que los “agricultores, los propietarios forestales y sus cooperativas se enfrentan a una situación cada vez más compleja” por la crisis.

Según la plataforma paneuropea de agricultores, la expansión de la pandemia de coronavirus ya está produciendo “rápidos y negativos efectos dominó en los sectores agrícola y forestal”, y esas consecuencias se dejarán sentir –se asegura- tanto a “corto como a medio y largo plazo”.

En declaraciones a EURACTIV.com, Pesonen ha asegurado que la crisis general que enfrenta el sector en toda Europa ya está dejando sentir su impacto de manera profunda, y que nuevas medidas restrictivas derivadas de las medidas especiales de contención de la pandemia del coronavirus (Covid-19) son un nuevo duro mazazo para el sector.

Llamamiento al Parlamento Europeo

En su misiva al Parlamento Europeo, Pesonen asegura que esta crisis podría situar en una encrucijada vital “tanto al mercado único (de la UE) como a los mercados internacionales, amenazando a las cadenas de suministro, poniendo en peligro puestos de trabajo y, a la postre, la seguridad alimentaria de la UE”.

En ese sentido, el dirigente agrícola europeo hace un llamamiento a los eurodiputados  a que “posterguen cualquier decisión que no se (pueda) tomar tras una reflexión adecuada, de forma  sopesada”. También pide a la Eurocámara que la UE aplique medidas para salvaguardar y garantizar el funcionamiento de la actividad agrícola en la Unión Europea.

Teniendo en cuenta la amplitud de la pandemia y su previsible impacto a corto, medio y largo plazo, fuentes próximas a Bruselas hablan de un nuevo retraso en la aplicación de la estrategia “De la Granja a la Mesa”, que ya fue inicialmente pospuesta hasta finales de este mes de abril.

Esa estrategia, que será integrada en la política “estrella” de Bruselas, el Pacto Verde europeo, tiene como objetivo hacer más sostenible a toda la cadena alimentaria, desde la producción al consumidor, y también a reducir muy sensiblemente su impacto en el medio ambiente.

“Si la propuesta siguiera en pie, ello sería una muestra de pura ignorancia  y de indiferencia ante la situación real a la que tanto la agricultura como los sectores primarios se enfrentan en estos momentos”, asegura Pesonen.

Evitar una “carga adicional” para los agricultores

Al mismo tiempo, el finlandés agrega que aunque COPA-COGECA ha brindado su apoyo al Pacto Verde europeo y a la estrategia “De la Granja a la Mesa”, esta última añadirá “nuevas limitaciones” a las actuales circunstancias ya de por sí muy complejas por la pandemia, sin ofrecer a cambio alternativas adecuadas a los agricultores.

Además, insiste la asociación paneuropea de agricultores, la estrategia “De la Granja a la Mesa” tendrá “significativos impactos económicos, sociales y medioambientales”. Por todo ello, COPA-COGECA pide a la Comisión Europea que lleve a cabo una evaluación preliminar de impacto tanto para la estrategia “F2F” como para el Pacto Verde en su integridad, antes de tomar ninguna decisión política o que tenga un futuro impacto en el ámbito normativo europeo.

Al mismo tiempo, en la misiva se asegura que ello “es incluso más relevante cuando se trata de establecer objetivos como la reducción del uso de pesticidas, fertilizantes o antibióticos”.

Los populares europeos también piden una prórroga

Por su parte, el Partido Popular Europeo (PPE), la principal fuerza de la Eurocámara seguida de los socialistas (S&D), también ha pedido que se vuelva a posponer la estrategia “F2F” hasta, al menos el verano, debido a la “crisis provocada por la pandemia de coronavirus”.

Tras la decisión inicial de postponer la estategia, Norbert Lins, expresó, a través de la red social twitter, su apoyo a esa medida, asegurando que todas las partes involucradas merecen ser escuchadas, “en especial, en tiempos como estos, en los que la seguridad alimentaria es muy importante”.

Voces discordantes

No obstante, en declaraciones a EURACTIV.com, Henriette Christensen, asesora política “senior” en la plataforma “Pesticide Action Network Europe”, aseguró que “nunca hemos tenido un momento más propicio (que el actual) para que la UE publique sus estrategias 2030 relevantes para la alimentación y la biodiversidad”.

“Esas estrategias establecen una visión para 2030 y por ello crean estabilidad, proporcionan algo de certeza en un período con muchas incertidumbres para todos”, agregó Christensen.

“Me parece bastante extraño que COPA-COGECA inste a los eurodiputados a tomar rápidamente una decisión sobre la propuesta de reforma de la Política Agrícola Común (PAC), pero al mismo tiempo solicite un retraso en la publicación de las estrategias de biodiversidad y F2F”, subrayó. La preparación de un plan de evaluación de riesgos de impacto lleva “al menos un año”, agregó.

“La forma de proceder para la UE debería ser, en primer lugar, publicar las estrategias de 2030, y, como parte de ello, identificar los objetivos relevantes para la reducción del uso de pesticidas (y de antibióticos y fertilizantes), que permitieran iniciar una transición ecológica, y luego, decidir cómo gastar los 60.000 millones de euros que la UE está utilizando en la PAC para alcanzar ese objetivo. Hacerlo al revés no tiene sentido”, afirma.

Peligros futuros para los sistemas alimentarios de la UE

Por su parte, también en declaraciones a EURACTIV.com, la responsable de asuntos agrícolas europeos en la ONG Greenpeace, Sini Eräjää, compartió esa misma opinión, y aseguró que “la gran lección de esta pandemia es: escuchad a los científicos, y actuad en consecuencia”.

“Los agricultores necesitan ayuda para gestionar la crisis, pero la ciencia nos dice que la crisis de naturaleza y biodiversidad someterá a nuestros sistemas de alimentación a un peligro todavía mayor en los próximos años. Si no empezamos a ayudar ya mismo a los agricultores (a realizar) la transición hacia una agricultura ecológica, nos tendremos que enfrentar a escasez de alimentos cuando el cambio climático golpee con más crudeza”, comentó.

Por otro lado, Nikolai Pushkarev, coordinador de asuntos políticos en la Alianza Europea de Salud Pública (European Public Health Alliance, EPHA) ha asegurado que “lamentablemente esta crisis sanitaria se está utilizando como pretexto para postponer la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’, una importante iniciativa que tiene que ver con la sostenibilidad del sistema alimentario, el cual está hoy en el centro de la preocupación de los europeos”.

“Mucho más lamentable es escuchar declaraciones según las cuales la estrategia F2F supone, fundamentalmente, una carga para los agricultores, en lugar de (un instrumento) que les garantiza la viabilidad futura del sistema alimentario”, sentencia Pushkarev.

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com