Christiana Figueres: La crisis climática puede cambiar el deporte

CRISIS CLIMÁTICA

Christiana Figueres: La crisis climática puede cambiar el deporte

Christiana Figueres: La crisis climática puede cambiar el deporte Fotografía de Christiana Figueres. EFE/Kiko Huesca

La costarricense Christiana Figueres, una de las responsables del Acuerdo de París de 2015 contra el calentamiento global, advirtió este martes a los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) de que la crisis climática puede cambiar para siempre la forma de hacer deporte y de organizar y disputar los Juegos Olímpicos.

Consecuencias de la crisis climática

El aumento de las temperaturas, la falta de nieve, las olas de calor, la contaminación del aire y del agua y el desplazamiento obligado de los atletas de las zonas más afectadas en busca de mejores condiciones fueron algunas de las consecuencias que enumeró Figueres, que animó al COI a aprovechar su posición privilegiada para alentar un cambio.

Apenas unas horas después de que el organismo olímpico concediera la sede de los Juegos de invierno de 2026 a Milán-Cortina d’Ampezzo, Figueres subrayó que “los cambios en las condiciones de la naturaleza de la que tanto dependen los Juegos de invierno van a ocurrir en el plazo de décadas, con toda seguridad”, dijo, “en nuestro horizonte de vida”.

La subida de temperatura “obligará a distanciar aún más las pruebas y las instalaciones e incrementará los costes, porque nadie hace la nieve tan barata como la madre naturaleza”, apuntó.

Christiana Figueres fue la personalidad destacada escogida en esta ocasión por el COI para intervenir ante su asamblea con una reflexión sobre un tema de actualidad, en este caso la sostenibilidad.

La antropóloga y economista costarricense fue secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), responsable de las negociaciones para reducir las emisiones de gases contaminantes que en 2015 condujeron al Acuerdo de París contra el calentamiento global.

Juegos de verano

“Piensen en las temperaturas en los Juegos de verano”, pidió a los miembros del COI, “en cómo pueden influir en el rendimiento de los atletas. No se puede poner aire acondicionado en la prueba de maratón”.

“Piensen en el efecto de las olas de calor en los entrenamientos de los jóvenes deportistas”, continuó. “Tendrán que abandonar algunas zonas en busca de condiciones más favorables, con el consiguiente riesgo para la universalidad del deporte. Y la universalidad es uno de los valores del olimpismo”, incidió.

Figueres destacó que “todos los deportistas necesitan aire limpio para entrenar y competir”, pero recordó que “cuando hay una alerta por contaminación, el primer consejo es: no hagan ejercicio al aire libre”.

Destacó que son muchas las herramientas que el COI puede emplear para afrontar la crisis climática, porque como institución tiene “la responsabilidad de cuidar la salud de los deportistas”.

Tokio 2020

El COI, precisó, puede exigir a las ciudades organizadoras de los Juegos acciones concretas. Empezando por la edición de Tokio 2020, la experta sugirió que se coloque en cada instalación deportiva medidores de la calidad del aire y que sus resultados se hagan visibles en los marcadores.

A la vez, los deportistas deberían ser “mensajeros” de las políticas contra la crisis climática.

“Me sucedió a mí cuando dirigí las negociaciones de París: tenía mucha influencia pero ningún poder, porque los estados son soberanos. Al COI le pasa igual, pero la influencia es muy importante. Nadie tiene una plataforma ni un altavoz como los Juegos Olímpicos”, dijo Figueres, actualmente miembro de la Comisión de Sostenibilidad y Legado del organismo olímpico.

Antes de cerrar su intervención, animó a los más de un centenar de asambleístas a “hacerse con una de las muchas calculadoras que hay” y convertirse en individuos neutros en carbono “antes de las cinco de la tarde de hoy”. EFEverde

El fútbol también contamina: ¿cuál es su huella de carbono?





Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com